Retail

Hacia un nuevo modelo de centro comercial

La integración en los espacios verdes y la oferta al aire libre modelan las nuevas propuestas de Sonae Sierra

centro comercial
Imágen del centro comercial abierto por Sonae Sierra en Bucarest (Rumanía).

Los tiempos cambian. Las compras realizadas a través de internet, especialmente las que se sirven de los teléfonos inteligentes, ganan cada vez más peso en el total de desembolsos que realizan las familias. “Los centros comerciales deben evolucionar para adaptarse a las expectativas de los clientes. La gente no solo busca una tienda, sino también un lugar en el que relajarse y pasárselo bien, en el que experimentar. Necesitamos ser flexibles para adaptarnos a esos nuevos usos”, apunta Fernando Guedes Oliveira, consejero delegado de Sonae Sierra. Esta compañía, integrada en el grupo portugués Sonae, está especializada en el sector inmobiliario retail. Gestiona o comercializa 79 centros comerciales en 15 países, entre ellos España, donde cuenta con seis en Murcia, Zaragoza, Toledo, Bilbao, Málaga, Santander.

Hoy abre sus puertas en Bucarest un nuevo complejo, desarrollado al 50% junto a la empresa irlandesa Caelum Development. La firma portuguesa ha concebido este centro, bautizado como Park Lane y que ha costado 180 millones de euros, como el modelo a exportar para el resto de desarrollos que estén por venir. Los 70.000 metros cuadrados de superficie comercial, repartidos entre unas 200 tiendas, 23 restaurantes y un cine multisala, están complementados por otros 22.000 metros cuadrados al aire libre, que se solapan con uno de los grandes parques públicos que siembran la capital rumana. Una pista de hielo, tres campos de pádel, un parque infantil y varias zonas para eventos, así como un gran aparcamiento de bicicletas, ofrecen a los visitantes del complejo comercial múltiples posibilidades más allá de las compras.

“Las tiendas físicas y online tienden a competir, cuando deberían complementarse entre sí. Precisamente por eso, para ofrecer algo que no pueda dar internet, vamos hacia lo experiencial”, explicó ayer Guedes Oliveira en Bucarest en un encuentro con periodistas. “Los jóvenes empiezan a ir al centro comercial a pasar el día. Lo conciben como un acto social: van a ver gente, a pasarlo bien. Nuestro desafío es adaptarnos a ese nuevo uso que se le da al centro”, sintetizó. En el nuevo centro abundan los espacios con sillas y sofás, ideales para disfrutar del servicio de wifi gratuito disponible en el recinto. Se ha optado por un diseño agradable, en el que mandan la luminosidad y las vistas al arbolado parque.

Nuevas aperturas y ampliaciones

La compañía portuguesa acaba de empezar la construcción de un nuevo centro en Cúcuta, Colombia, un proyecto que ha desarrollado con un socio local y en el que se ha invertido 50 millones de euros. También van a empezar las obras de otra instalación en Marruecos, que en este caso costará unos 100 millones.
En Brasil, donde abrieron un complejo hace tres años, no se plantean nuevos desarrollos. “El país está en crisis. Creíamos que iba a durar varios años, pero hemos empezado a ver señales de que la situación se está estabilizando y que podría haber recuperación a finales de este año”, ilustra Guedes Oliveira, consejero delegado de la compañía. Eso podría llevarles a mejorar el centro que ya tienen allí.
Sonae Sierra, que tiene en propiedad inmuebles por valor de 6.000 millones de euros, tuvo un beneficio neto de 141,7 millones en 2015.

La arquitectura del edificio ha cuidado los detalles, por ejemplo, haciendo que cada uno de los cuartos de baño de Park Lane sea completamente diferente del resto. Varias obras de artistas locales colocadas en los espacios de paso, entre las que destacan una gigantesca estructura metálica con forma de hombre, acaban de completar la propuesta decorativa del centro, diseñada para que al consumidor le apetezca quedarse un rato más.

  • Estabilidad en España

“En los próximos tres años, vamos a invertir 160 millones en España”, apuntó Guedes Oliveira. El desembolso se dedicará a la mejora y ampliación de alguno de los centros que Sonae Sierra ya gestiona en el país. El ejecutivo considera que, a diferencia de Rumanía, Alemania e Italia, donde el grupo está considerando llevar a cabo nuevos desarrollos, el mercado español y portugués “están muy maduros”, por lo que no prevé aperturas a medio y largo plazo a no ser que surjan “oportunidades muy atractivas”.

“España se ha recuperado muy bien de la crisis. El consumo está aumentando y somos muy activos allí. Tenemos un nuevo proyecto en España, cuya construcción empezaremos a finales de año. Se trata de la ampliación del centro de Plaza Mayor, en Málaga”, explica el ejecutivo, ciudad que contará con dos centros.

Normas
Entra en El País para participar