Dictamen
Consumidores en una tienda Apple en Beijing, China.
Consumidores en una tienda Apple en Beijing, China. Reuters

Apple afronta una multa millonaria por las ayudas fiscales de Irlanda

Apple podría recibir esta semana una de las multas más cuantiosas impuestas por la Comisión Europea. Según publican diversos medios, Bruselas prevé anunciar este martes su fallo en contra de los incentivos fiscales otorgados por Irlanda al gigante estadounidense, que podría verse obligada a abonar a Dublín los impuestos no abonados.

La Comisión Europea ha completado una investigación que inició en 2013 contra la elusión fiscal de las multinacionales. En 2014 ya acusó a Irlanda de conceder a Apple rebajas fiscales en exclusiva para que dos de sus filiales pagasen menos impuestos por motivaciones de empleo. Según Bruselas, esta práctica del Ejecutivo de Dublín se habría realizado desde 1991 con la autorización expresa de la Hacienda irlandesa.

Según apreció la CE en 2014, Apple y las autoridades irlandesas habrían llegado a un acuerdo de "ingeniería (fiscal) a la inversa para llegar a la base imponible" prevista por la empresa. Durante la investigación, según apunta el diario Financial Times, se habría comprobado que Apple habría abonado una tasa inferior al 1% sobre sus ventas en Europa, tipo inferior al 12,5% de Sociedades que tiene Irlanda.

El fallo de Bruselas podría obligar a Irlanda a reclamar los impuestos no pagados por Apple. Una cuantía que Reuters cuantifica en 1.000 millones de euros y que Bloomberg eleva hasta 19.000 millones de dólares en el peor escenario. El diario The Irish Times habla, por su parte, de unos 100 millones de euros.

Entre los precedentes a esta reclamación se encuentra la petición a Bélgica de recuperar unos 700 millones en incentivos fiscales concedidos a 35 compañías, entre las que estaban BP y Anheuser-Bush InBev. También el año pasado instó a Holanda a recuperar 30 millones de impuestos no abonados por Starbucks. La mayor sanción impuesta hasta la fecha por la Comisión Europea fue a EDF por las ayudas recibidas de Francia, que ascendió a 1.400 millones.

Normas
Entra en EL PAÍS