Pequeños gigantes

El fuet ‘sin’ que desnudó al payés

Los embutidos ecológicos y sin alérgenos han triplicado la facturación de Splendid Foods. El reto, de aquí a 2020, es seducir los paladares de asiáticos y europeos.

fuet
Imagen de los embutidos Exentis, sin alérgenos, lanzados en 2012.

"A buen hambre no hay pan duro”, dice el refrán, y si este no contiene aditivos y, además, es de producción ecológica, mejor que mejor. La filosofía de la alimentación sana ha alcanzado chacinas tan tradicionales como el fuet, el chorizo o la butifarra.

“El objetivo era poner a disposición del consumidor productos diferenciales en su formulación, que aportasen valor añadido, adaptándose a los nuevos hábitos de consumo”, explica David Garcia-Gassull, propietario y director general de Splendid Foods, matriz de las marcas de embutidos Can Duran, El Ángel, Casa Sendra y Bofill Ecológica. Así nació Exentis, primer salchichón del mercado elaborado sin lactosa, gluten o conservadores, entre otros alérgenos.

A pesar de su limitado presupuesto en marketing, consiguieron presentar su gama de embutidos “sin” en Alimentaria 2012. Desde entonces, los gráficos de facturación han dibujado una trayectoria ascendente, pasando de los 6 millones de euros de 2010 –fecha en la que Garcia-Gassull adquiere Can Duran– a los 18 millones con los que pretenden cerrar el ejercicio de este año.

Mejorar el sistema de trabajo interno es clave para reducir los costes

Pero los frutos de la apuesta por la producción ecológica y lo sin no se quedan ahí. “Hemos pasado de ser uno más a estar luchando entre los cinco grandes del mercado. De hecho, este año creemos que vamos a situarnos en tercera posición, solo por detrás de Casa Tarradellas y El Pozo”.

Medalla de bronce que viene acompañada de nuevos retos. “El más complejo es consolidar nuestra posición en el mercado”, reconoce el propietario de la pyme catalana. Para ello, la estrategia de la compañía pasa por reforzar dos de sus pilares actuales: innovación permanente e internacionalización.

En el primero de los capítulos resultan paradójicas las palabras de Garcia-Gassull: “Lo hacemos muy mal, ya que empezamos generando el caos para posteriormente racionalizar”. Desorden que tiene como resultado que hasta el 4% de su facturación se destina a crear “productos espléndidos e incorporar nuevos conceptos o marcas”.

Can Duran y sus hermanas

Fue en 2010 cuando David Garcia-Gassull adquirió Embotits Artesans Can Duran, que en 2012 lanzó la gama Exentis. El éxito de este proyecto ha llevado al empresario catalán a relanzar las marcas El Ángel, también sin alérgenos pero orientada a lo tradicional, así como las centenarias Casa Sendra y Bofill Ecológica, línea gourmet de salchichón de Vic.

En cuanto al negocio internacional, la intención de la compañía es que, en el horizonte de 2020, suponga un tercio de su negocio, o lo que es lo mismo, que crezca unos 20 puntos porcentuales. Lograrlo dependerá tanto de los paladares de los vecinos europeos como de los exquisitos asiáticos. “Descartamos el mercado americano por el problema normativo”, recalca.

Mirar más allá de las fronteras no excluye la apuesta por el negocio nacional, en el que destaca la marca Exentis, con un crecimiento sostenido del 50%, según la empresa. De hecho, es esta insignia bajo la que Splendid ha dado un paso más.

El pasado mes de abril puso en el mercado el primer fuet zero, en el que además de no contener aditivos, ni alérgenos, “eliminamos conservadores y antioxidantes”. Tal es así que en su última campaña de publicidad han decidido desnudar al payés, icono de la marca.

Por otra parte, y pese a lo que pueda parecer en la fabricación de productos sin alérgenos, Garcia-Gassull desmitifica: “No hay coste añadido como tal”. El secreto está en “modificar el sistema de trabajo interno, creando un círculo virtuoso que revierta en mejoras del sistema productivo”. No ocurre lo mismo en el ámbito ecológico, donde “se pueden ir a más del doble”. Algo que, aunque “inevitablemente” repercute en los precios, parece no afectar a las cifras del sector.

El mercado productivo ecológico español es “uno de los más dinámicos a nivel mundial”, experimentando durante los últimos cinco años crecimientos en ventas superiores al 5% y un volumen de consumo total de más de 1.000 millones de euros, según el informe El sector ecológico en España 2016, elaborado por Ecological. La razón, según el propietario de Splendid Foods, radica en que “cada vez se es más consciente del valor añadido de lo ecológico y el precio pasa a segundo plano”.

Fundación Aura y la recuperación del bosque

David Garcia-Gassull, propietario y director general de Splendid Foods.
David Garcia-Gassull, propietario y director general de Splendid Foods.

Con tan solo 35 años, Garcia-Gassull se convirtió en patrono de la Fundación Proyecto Aura para la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad. El empresario predica con el ejemplo en Splendid Foods y el 10% de sus empleados tienen capacidades distintas, “un objetivo que mantendremos a futuro”, asegura.

Personas que desarrollan actividades que implican “ritmos de trabajo constantes, con riesgo nulo”, y que su vez aportan “felicidad” a la empresa y “consiguen crear un ambiente más sano”.

Su política de RSC (responsabilidad social corporativa) está marcada por la diversificación. Así, de forma paralela, desarrollan actividades para recuperar el bosque de la ribera catalana, integradas dentro del proyecto Life de la Unión Europea.

Más allá de este tipo de actuaciones, el sentido de la responsabilidad forma parte del ADN de Splendid Foods desde el momento en el que han democratizado el consumo de productos para intolerantes y alérgicos. En este sentido, Garcia-Gassull relata la historia de una “carta entrañable”, firmada por una familia con dos niños de 4 y 6 años, que decían que “estaban felices porque gracias a nuestros productos podían volver a comer fuet”.

Es por ello por lo que este pequeño gigante catalán continuará combinando tradición y tecnología, con el objetivo de elaborar productos más sanos, mejorar los procesos de producción y conseguir que el consumidor se replantee qué come. “Vamos a estar ahí”.

Datos básicos

Vista de la fábrica de la compañía, en el corazón de Vic, en Barcelona.
Vista de la fábrica de la compañía, en el corazón de Vic, en Barcelona.

Empleo
Desde que la comprase en 2010, Garcia-Gassull y su equipo han creado 46 nuevos empleos, pasando de 28 a 74 trabajadores. De ellos, el 10% sufre algún tipo de discapacidad. Aunque no tiene una cifra en mente, “crearemos empleo a medida”, es decir, “según las necesidades que nos exija la adquisición de nuevas marcas o el lanzamiento de nuevos productos”.

Internacionalización
El horizonte 2020 está marcado por la internacionalización. En la actualidad, las exportaciones de Splendid Foods crecen en torno al 10%-12%. Pese a ello, solo suponen el 5% del negocio. El objetivo es alcanzar un mínimo del 25%. Los mercados en los que la pyme catalana ha puesto sus miras son Europa, principalmente, y Asia.

Facturación
Exentis se ha convertido en la marca estrella de la compañía, registrando un crecimiento sostenido en los últimos años del 50%, cifra que supera en 10 puntos al de la media del conjunto del negocio. La empresa espera cerrar el ejercicio con un volumen de facturación de 18 millones de euros, lo que supone un 9% más que en 2015. Asimismo, pretende incrementar el número de expediciones un 13%, alcanzando las 2.700 toneladas.

Normas