Datos que preocupan

¿Cómo tener una “buena” jubilación ahorrando 1.500 euros al año?

ahorro jubilación

¿Cuántas veces hemos dicho o escuchado aquello de “yo no tendré pensión”, “las pensiones se acabarán” o “el sistema no aguantará”? El sistema de pensiones es cuestionado y se dan cita distintos factores para ello: aumento de la esperanza de vida, el descenso de la natalidad, el alto desempleo y los sucesivos rescates al Fondo de Reserva de la Seguridad Social –conocida como la “hucha de las pensiones”- entre otros.

El pasado 2015 ha sido un buen año para el ahorro, según los datos de Inverco en relación al ahorro financiero de las familias durante el año pasado, alcanzando los 2,012 billones de euros e incrementando un 1,7% el volumen de activos financieros en relación al 2014. Pero la duda está en el futuro, en el momento de la jubilación.

  • Una Tasa de Sustitución del 48,6% para el 2060

Pero para ello, hay que tener en cuenta lo que se conoce como la Tasa de Sustitución o de Reemplazo, es decir, aquel porcentaje de dinero que la persona percibe de pensión en comparación con la cantidad que cobraba en su último sueldo cuando trabajaba. Esta tasa se ha ido reduciendo, pasando del 81% al 74% actual, y lo que es peor, desde Bruselas auguran que ésta será del 48,6% para el 2060. Datos que preocupan y que hacen más necesario si cabe el ahorro privado y no dejar todo en manos de la Seguridad Social.

Pero bien es cierto que cuanto más lejano esté el momento de la jubilación, más complicado es estimar cuántos ahorros se necesitarán para mantener el nivel de vida. Hay que realizar una estimación sobre cuál será el nivel de vida que se espera mantener tras la jubilación. Si a los ingresos mensuales estimados para mantener el nivel de vida le restamos la pensión pública, obtendremos la cantidad que necesitaremos ahorrar nosotros mismo al mes.

El portal Finanzas para todos, ideado por el Banco de España y la CNMV en su plan de educación financiera, dispone de una calculadora con la que conocer cuánto capital será necesario acumular para la jubilación de una forma fácil.

Poniendo un ejemplo práctico: tienes 33 años y la edad de retiro será a los 67. Realizas una aportación inicial de 2.000 euros, y cada año aportas 1.500 euros de ahorro a un interés del 1% (como bien advierten, conviene ser prudentes con las rentabilidades y no promediarlas muy altas, y menos teniendo en cuenta la política de tipos bajos). Y estimas que quieres disfrutar de aquello que consigas acumular durante 13 años. Habrás conseguido acumular 63.795,56 euros, por lo que podrás obtener 433,80 euros al mes durante 13 años, sumado a la pensión pública que obtengas.

  • Los depósitos los favoritos, los fondos los que más atraen y ¿los planes de pensiones?

Si hay un producto de ahorro ‘fetiche’ ese es el depósito bancario, suponen el 38,6% del ahorro financiero en España según Inverco. Una forma de ahorro tradicional con mínimo riesgo, algo que provoca su principal atractivo tras la caída drástica de su rentabilidad media –recordemos que tal y como reflejan los datos del Informe Anual 2015 del Banco Central Europeo, en España el interés medio del depósito se situó en 0,46%, mientras que en 2012 era del 2,60%-. Entre los depósitos más rentables actualmente nos podemos encontrar CA Consumer Finance a 3 años con una rentabilidad del 1,60% TAE, o el depósito 4.0 MIX de Banco Mediolanum, a 6 meses y con una rentabilidad del 4,0% TAE contratando un producto gestionado comercializado por Banco Mediolanum de al menos el triple del importe de inversión en el depósito.

Sin embargo son los fondos de inversión los que captan mayor atención y activos: a datos de marzo, el número de partícipes es 1 millón mayor al de marzo de 2015 y el patrimonio es 8,298 millones más que en 2015. Es más, durante el 2015, 8 de cada 10 euros invertidos por las familias iban a parar a fondos de inversión.

El producto “ideado” para complementar la pensión pública es el que ha ‘pinchado’ en volumen de activos. Los planes de pensiones, quizás por su ‘iliquidez’, han perdido el interés y es que en el primer trimestre de 2016 según Inverco, se ha registrado un descenso del 1,9% en el patrimonio de los Fondos de pensiones, cayendo por tanto también las aportaciones respecto a 2015, de 891 millones de euros a 855 millones.

Para quienes buscan formas nuevas para rentabilizar sus ahorros, cabe destacar la propuesta de Housers, inversión en inmuebles a través del crowdfunding. Una manera de invertir en ladrillo sin necesidad de grandes cantidades, con pros (inversión por poco dinero, inmuebles céntricos y de alta revalorización) y contras (se desconoce la rentabilidad) y que conviene analizar, pero sin duda en los tiempos que corren, se agradecen alternativas para obtener rentabilidad cuando los tipos están tan bajos.

Las previsiones son pesimistas y apuntan a que el ahorro privado pasará a ser más que necesario para complementar la pensión pública. “Nunca es tarde si la dicha es buena” dice el refrán, y en este caso, nunca es demasiado pronto para empezar ahorrar, y menos si es pensando en la jubilación.

Normas