Proceso postelectoral

El PP avisa de que Rajoy no irá a la investidura sin tener apoyos

Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. EL PAÍS

La amenaza de que el bloqueo político que se vivió en la anterior legislatura se repita aumenta a medida que se acercan los días clave. Aunque también puede tratarse de una estrategia negociadora, el Partido Popular avisa de que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no irá a la investidura sin tener la certeza de que cuenta con suficientes apoyos para salir victorioso en una segunda votación. Y a día de hoy, el líder del PP está lejos de tener garantizados los votos que le faciliten la reelección. Génova mantiene así la posición que ya defendió en la anterior legislatura, con la diferencia de que hoy resulta menos probable que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, opte por presentarse a la investidura.

En este contexto, el rey Felipe VI iniciará hoy su ronda de consultas con los partidos políticos para determinar a quién designa para someterse a una investidura. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, afirmó ayer que sería absurdo optar a la investidura si no se cuenta con los apoyos suficientes y, tras descartar un pacto con los nacionalistas, apeló a la responsabilidad del PSOE y Ciudadanos.

Hernando señaló en rueda de prensa que esta semana es “trascendental” para la gobernabilidad del país. Tras recalcar que el 26J fue “un claro sí a Rajoy”, subrayó que todos los partidos quieren evitar las terceras elecciones y que, por lo tanto, la obligación de todos es desbloquear la situación.

En este sentido, apeló a PSOE y Ciudadanos para que sean consecuentes y permitan la formación cuanto antes de un nuevo Gobierno presidido por el líder del PP.

Según explicaron fuentes populares, el PSOE podría estar dispuesto a abstenerse en la votación de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, si este se presentase con 170 apoyos seguros, mientras que Ciudadanos, que se abstendría, pide que los socialistas hagan los mismo, informa Efe. Las mismas fuentes, que no aventuraron ningún calendario de posible investidura, apuntaron también que un posible desbloqueo por parte de los socialistas sería más difícil cuanto más se retrasara esta opción, en alusión, aunque sin citarlo, al próximo congreso del PSOE.

El PP centra su interés en esos dos partidos, una vez descartados posibles acuerdos con los nacionalistas, como subrayó Hernando al afirmar que las vías con Convergència y PNV “están absolutamente cerradas y colapsadas”.

Insistió en que las únicas formaciones que “claramente” pueden desbloquear el país son el PSOE y C’s, a quienes pidió que no demoren más la situación y se sienten con el PP para negociar sobre la base del documento de propuestas que les ha entregado. Se trata de un informe de 55 páginas en el que básicamente aparecen las promesas electorales del PP, entre las que destaca una nueva rebaja del IRPF.

Hernando se dirigió expresamente al portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, y le dijo que están dispuestos a negociar “día, noche y tarde” si quieren alcanzar un acuerdo de gobierno. En este sentido, reprochó a Ciudadanos y PSOE que no hayan contestado al documento de propuestas de Gobierno que el PP les entregó.

En cualquier caso, el PP mantendrá contactos “de todo tipo y a todos los niveles de forma discreta”. El dirigente del PP descartó también que Pedro Sánchez pueda volver a intentar formar un Ejecutivo alternativo al de Rajoy, porque no cree que el PSOE “esté en condiciones de jugar esa baza” y porque el líder socialista ya ha dicho que quiere liderar la oposición.

“Pero para ser jefe de la oposición tiene que haber antes un jefe de Gobierno” y, previamente, un proceso de investidura, recalcó Rafael Hernando.

En una línea parecida, el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, aseguró que habrá que dar tiempo en caso de que los grupos políticos constaten ante el rey Felipe VI que no existen apoyos para una posible investidura. En declaraciones a TVE, Catalá afirmó que, en caso de que no se consigan los apoyos necesarios, el calendario tendrá que adecuarse al proceso de negociación que lleven los partidos.

Asimismo, aseguró que el Rey no tiene que decir a los líderes políticos lo que tienen que hacer, como se ha afirmado en algún momento, y resaltó que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, está manteniendo conversaciones con dirigentes de otros partidos. “Me consta que el presidente del Gobierno está hablando con los líderes políticos. Las cosas se ponen feas si no somos capaces de avanzar, hemos mandado a todos los grupos un documento para hablar”, puntualizó.

Por otra parte, Ciudadanos pidió al PSOE que se decida por una “abstención técnica” en el debate de investidura para facilitar la formación de un Gobierno que incentive reformas y evitar la convocatoria de unas nuevas elecciones. El presidente de C’s, Albert Rivera, defendió la postura de su partido y mantuvo que optarán por abstenerse en una segunda votación a la investidura de Rajoy.

Normas
Entra en El País para participar