Pactos postelectorales

Rajoy y Rivera pactan que Ana Pastor sea candidata a la presidencia del Congreso

Ciudadanos contará con dos puestos: la vicepresidencia primera que será para Nacho Prendes y una secretaría

PSOE, Podemos y partidos nacionalistas suman suficientes votos para imponer otro candidato

Mariano Rajoy y Albert Rivera.
Mariano Rajoy y Albert Rivera. ACN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cerraron hoy el primer pacto de la legislatura y acordaron que la ministra de Fomento, Ana Pastor, presida el Congreso. A cambio, el partido naranja se haría con dos puestos de la Mesa, uno de ellos será la vicepresidencia primera que asumirá Nacho Prendes, además Patricia Reyes será candidata a una secretaría. Aun así, PSOE, Podemos y partidos nacionalistas podrían desbaratar el acuerdo si votaran a un candidato alternativo.

Mariano Rajoy ha propuesto como candidata para presidir el Congreso de los Diputados a la hasta ahora ministra de Fomento en funciones Ana Pastor. En su discurso pronunciado antes la Junta Directiva Nacional del PP, Rajoy ha señalado que tras los acuerdos alcanzados la mesa del congreso está constituida por tres candidatos del PP, dos de Ciudadanos, dos de Podemos y otros dos del PSOE, pero a diferencia de la ocasión anterior, en este caso el partido más votado en las elecciones del 26J se llevará la presidencia de la mesa.

El líder de los populares ha señalado que en los pasados comisiones el PP fue la única fuerza política que subió en número de votos en un momento en el que la participación cayó en más de un millón. Estos resultados vienen a evidenciar, según palabras de Rajoy que los españoles valoraron la seriedad adoptad por el Gobierno "en todo momento, sin engañar a nadie y ofreciendo soluciones". "Lo hicimos entonces y lo vamos a volver a hacer. Se necesita seriedad y sentido común", remarcó.

Rajoy reconoció que aunque han mejorado (respecto a la segunda fuerza más votada la diferencia es de 800.000 votos), todavía están lejos de poder gobernar. "El panorama está muy fragmentado. Nos obliga a hablar, a dialogar. Después de unas segundas elecciones no hay excusa para no alcanzar un acuerdo", afirmó. Así, de acuerdo a ello el presidente en funciones enumeró los posibles acuerdos que se pueden lograr.

El primero de ellos sería un Gobierno de coalición entre el primero, el segundo y el cuarto. "Después de las elecciones del 21 de diciembre era la mejor solución, pero no se quiso considerar y ahora tampoco". "Ofrecería estabilidad, madurez de España y nos equipararía al resto de Europa", indicó.

La segunda pasaría por un Ejecutivo de amplia base parlamentaria, independientemente de fórmula que se elija. "Sería un Gobierno con unos objetivos claros y pactados, la segunda mejor opción y vamos a trabajar por ella", señaló. 

La tercera opción que propone Rajoy es que Gobierno el partido que ha ganado con 137 diputados, pero es muy difícil de conseguir sin establecer unos objetivos y medidas compartidas. "El PP asumirá su responsabilidad, pero hay unos mínimos donde los demás también tendrá que asumir su responsabilidad. hay algunas cosas que deben aprobarse y compartirse como son la nueva senda de déficit, la aprobación del techo de gasto para todas las administraciones, los presupuestos, los compromisos con Europa, la política exterior, defensa y antiterrorismo", apuntó.

Rajoy reconoció la existencia de otras dos opciones que irían contra el PP pero que no considera. Se trataría de un gobierno de Podemos, PSOE y las fuerzas nacionalistas o un Ejecutivo de Podemos, PSOE y Ciudadanos o en su defecto unas terceras elecciones.

"Sería bueno pactar unos objetivos y unas medidas para los próximos cuatro años, atendiendo a las necesidades de los ciudadanos", señaló Rajoy. El presidente en funciones reconoció que además de las medidas urgentes, España necesita seguir avanzando en las reformas. "Hemos entregado un documento que se basa en nuestro programa orientado a otros partidos. Son propuestas que se encuadran en la constitución española y la participación en la UE y centradas en mantener la recuperación económica, la creación de empleo y atención a los ciudadanos", remarcó.

El líder de los populares indicó que "las elecciones han quedado atrás y atrás deberían quedar las arengas de campaña. Es la hora de buscar acuerdos. A los políticos nos toca gestionar este resultado electoral. Es lo que esperan de nosotros todos los votantes de nuestro partido y de otros".

Propuestas de otras formaciones

El líder de los socialistas,Pedro Sánchez, señaló esta mañana que la apuesta del PSOE será nuevamentePatxi López, que ya ocupó el cargo de presidente del Congreso en la anterior legislatura. Si en la primera votación no hay mayoría absoluta –el escenario más probable–, los dos candidatos con mayores apoyos se enfrentan en una segunda votación. Los socialistas confían en que, llegado este punto, Podemos y los nacionalistas opten por su candidato frente a la opción del Partido Popular.

El secretario general de Podemos,Pablo Iglesias, aseguró que el pacto entre PPy Ciudadanos “no cambia nada” y señaló que todavía es posible conseguir una mayoría progresista en este órgano si el PSOE y las fuerzas catalanas se deciden a buscarla con Unidos Podemos.

“No ha cambiado nada. Era evidente que Ciudadanos y el PP se iban a poner de acuerdo. Ahora está por ver si podemos ponernos de acuerdo el PSOE, nosotros y los grupos catalanes”, señaló. La primera opción de Podemos era el cabeza de lista en Cataluña de En Comú Podem,Xavier Domènech. Sin embargo, las negociaciones podrían poner otros nombres sobre la mesa o llevar a Podemos a apoyar a Patxi López.

Iglesias y Sánchez mantuvieron esta tarde una primera conversación telefónica para explorar la posibilidad de que sea “un progresista” quien presida la Cámara. “Vamos a intentar ponernos de acuerdo, hasta aquí puedo leer. A priori hay voluntad de que el PP no presida la Cámara, y nos esforzaremos para ponernos de acuerdo”, aseguró Iglesias en declaraciones a los medios tras participar en la Diputación Permanente en el Congreso.

Mariano Rajo aprovechó la ocasión para recordar algunos de los apuntes macroeconómicos más recientes como el crecimiento registrado por la economía en el primer trimestre (0,8%), que encadena 11 trimestres en positivos o los datos de afiliación a la Seguidad Social en junio (98.00 personas, el mejor mes desde agosto de 2010 y el mejor junio desde 2006). 

 

Normas