Turbulencias en el sector aéreo

Los pilotos de Air Europa reventarán el verano con una huelga entre julio y agosto

El Sepla prevé cuatro jornadas de paro consecutivas entre finales de julio y principios de agosto

Aún queda margen de negociación y se pedirá mediación en el SIMA

huelga Air Europa
Avión de Air Europa en la manioobra de despegue.

El verano se complica en los aeropuertos españoles. Los pilotos de Air Europa han votado a favor de ir a la huelga. Este paro, de salir adelante, será de cuatro días consecutivos entre finales de julio y principios de agosto.  

A falta de calendario, Antonio González Gullón, jefe de la sección sindical del Sepla, informó en rueda de prensa que se buscará el acuerdo por todas la vías antes de la convocatoria legal de huelga. El Sepla también ha recalcado que habrá un estricto cumplimiento de los servicios mínimos fijados por Fomento. Antes de que se ponga fecha a la huelga se buscará una reunión con la dirección y entra en juego la mediación del SIMA.

El conflicto con la empresa estaba larvado desde hacía meses ante las dificultades para negociar el cuarto convenio, además de las denuncias por incumplimiento del tercero. Y ha estallado con la puesta en marcha de la nueva low cost Air Europa Express. A favor de los paros se han manifestado el 76% de los pilotos afiliados al Sepla en Air Europa.

Esta Express, que trata de alimentar los vuelos de largo radio de Air Europa, nace sobre la plataforma de la aerolínea levantina Aeronova, adquirida el pasado noviembre por Hidalgo con un par de aviones ATR. En los dos próximos años sumará 11 aparatos Embraer E 190 procedentes Air Europa, de los que ya han sido traspasados tres, según el sindicato. También se ha hecho referencia desde el Sepla al temor entre los pilotos de que se produzca un trasvase de los A330. "Globalia tiene derecho de crear 1.000 empresas si quiere, pero no quitándonos producción y posibilidades de progresión a nosotros".

El colectivo de pilotos ve en esta estrategia una clara externalización de producción y ha intentado hasta finales de mayo que los vuelos de la nueva Express fueran operados pos los trabajadores de Air Europa. Para rebajar costes ofrecían, entre otras cosas, niveles más bajos de entrada en la empresa. "Ofrecíamos una flexibilización de las condiciones laborales de los actuales pilotos de la plantilla", ha explicado González Gullón. El líder del sindicato se refiere al ofrecimiento de volar en días libres o a recortes salariales, pero "la empresa nmos dijo que era insuficiente".

Un centenar de los pilotos de Air Europa dependen de la flota de Embraer, cuyas expectativas pasan ahora por ocuparse de la flota entrante en los próximos años. La low cost, por su parte, cuenta con trabajadores de nueva contratación y al margen de los convenios de Air Europa.

  • Intentos fallidos

La sección sindical del Sepla en la aerolínea que preside Juan José Hidalgo ha hecho recuento de votos esta mañana después de una tensa asamblea celebrada el pasado lunes y tres jornadas de votaciones. En la reunión de trabajadores fueron muchos los que plantearon la necesidad de elevar la presión sobre la empresa. La sección sindical accedió a realizar un referéndum e impuso una mayoria cualificada de dos tercios para sacar adelante una acción extrema como es la de la convocatoria de huelga.

Este fuerte conflicto laboral en Air Europa llega cuando acaba de producirse una fuerte crisis en el aeropuerto barcelonés de El Prat por fallos operacionales de Vueling, a la que Fomento ha exigido un plan de contingencia ya activado. A raíz de este caso, que ha distorsionado el arranque de la temporada alta de verano en los aeropuertos, la ministra Ana Pastor ha convocado a todas las aerolíneas con operaciones en España a una reunión el próximo lunes en la que demandará máxima diligencia en el cumplimiento de las programaciones y en el respeto de los derechos de los clientes.

Normas