Financiación no bancaria

Cinco firmas logran ya licencia para hacer ‘crowdlending’

Es la tercera firma en obtener la autorización de la CNMV para operar en España

Captura de la web en castellano de Lendix.
Captura de la web en castellano de Lendix.

Definitivamente, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha pisado el acelerador en la concesión de licencias para las plataformas dedicadas a facilitar los préstamos de particulares a pymes, el llamado crowdlending.

Este jueves, las firmas Lendix, Crowdcube y Crowd han anunciado que se suman a la lista de firmas autorizadas que inauguró hace unos meses la Bolsa Social y a la que se unió el miércoles MytripleA.

Lendix, la plataforma líder en Francia, ha facilitado ya 28 millones de euros en créditos para 114 proyectos en 15 meses y acaba de cerrar una segunda ronda de financiación por valor de 12 millones de euros de inversores internacionales como como CNP Assurances, con el objetivo de convertirse en líder europeo de este segmento de negocio.

España es ya oficialmente su primer salto internacional donde espera abrir una plataforma puramente local para finales de 2016. La firma planea contratar a seis personas en el país este año y alcanzar la decena de empleados el próximo ejercicio.

Lendix

Su actividad se centrará en la financiación a través de créditos a las empresas, en un rango de entre 30.000 euros y 2.000.000 de euros y un periodo de 18 a 60 meses, con tipos de interés que varían entre el 5,5% y el 12%.

Para obtener financiación por este canal, las pymes interesadas deberán ser seleccionadas por el equipo de análisis crediticio de Lendix, que exige que sean rentables y cuenten con una facturación superior a los 400.000 euros.

Los inversores particulares no acreditados podrán participar en los créditos de cada proyecto presentado, con un límite de 3.000 euros por proyecto y por un total de 10.000 euros al año. En cambio, los inversores personales acreditados o institucionales no tendrán límite en su participación en el crédito otorgado.

La importancia de la regulación

"Estamos encantados de que Lendix haya recibido la autorización necesaria para poder operar como plataforma de crowdlending en el nuevo marco regulatorio en España, comenta Olivier Goy, fundador y presidente de Lendix.

“Para Lendix, trabajar con un marco regulatorio claro es muy importante y nos sentimos incluso más honrados por ser una plataforma internacional a la que se permite poder operar en España", agrega Olivier Goy.

“España es un mercado con un alto potencial con un tejido empresarial que puede beneficiarse de la paulatina mejora económica. El crowdlending, como nueva fuente diversificada adicional de financiación para las empresas, tiene todo el potencial necesario para impulsar esta nueva dinámica y para ofrecer rendimientos atractivos para los inversores. Gracias a la autorización de la CNMV, Lendix ahora está en condiciones de iniciar su plan de lanzamiento con la creación de una unidad española y la contratación de un equipo local”, indica Olivier Goy.

Ecrowd!

Ecrowd!, con sede en Barcelona, es otra de las principales firmas del ramo. “Esto es un gran paso adelante para nosotros”, ha reconocido Matthieu van Haperen, el Director General de ECrowd!

“La obtención de esta licencia nos marca un nuevo hito en lo que está siendo un apasionante año de crecimiento en nuestra actividad como plataforma. Hasta el momento hemos doblado ya la actividad el año pasado y confiamos que con esta noticia podremos mejorar aún más la confianza en nuestro modelo de financiación de inversiones rentables y con impacto positivo”, expone Jordi Solé Muntada, Director de Operaciones de ECrowd!.

Crowdcube

Crowdcube es una plataforma británica especializada en crowdequity, es decir que capta fondos de particulares para reforzar el capital de compañías, en lugar de dar préstamos directos. La firma destaca también que el brexit convierte a España en otro gran mercado de referencia en los préstamos de particulares.

“Estamos muy satisfechos con esta nueva acreditación, porque por primera vez en la historia las startups y pymes españolas disponen de un mercado regulado en el que poder realizar ampliaciones de capital de manera ordenada”, expone Pepe Borrell, director de Crowdcube España.

“Cada vez son más las empresas que podrían acudir a las vías de financiación tradicional y optan por el crowdequity”, asegura el responsable de una firma que ultima una ampliación de capital de cinco millones.

La plataforma ha canalizado ya 12,8 millones de libras en cuatro rondas de financiación anteriores, atrayendo inversión de más de 500 inversores desde su creación en 2011.

País referente en ‘fintech’

Desde Lendix aseveran que la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial española, aprobada en la primavera de 2015 regulando estas licencias, “España se convirtió en uno de los países europeos líderes en contar con un marco regulatorio claro y favorable para el desarrollo de este tipo de compañías de fintech”, las nuevas firmas que aúnan servicios financieros y soluciones tecnológicas.

La normativa tiene por objeto fomentar alternativas a los préstamos bancarios para reducir la dependencia de las empresas españolas de esta financiación y protegerlas ante eventuales cierres del grifo crediticio como los vividos tras la crisis financiera de 2008.

Normas