Plan de emergencia

Este el pacto entre Vueling y sus pilotos para reflotar la 'low cost'

Los voluntarios cederán dos de sus 12 días libres para estar de guardia

Personal de facturación de Vueling atiende a los viajeros en el Aeropuerto de El Prat.
Personal de facturación de Vueling atiende a los viajeros en el Aeropuerto de El Prat.

Medida de emergencia para reflotar a Vueling tras el hundimiento del pasado fin de semana: el sindicato de pilotos Sepla se ha abierto a que el colectivo trabaje en días libres, de forma excepcional, para multiplicar las horas de vuelo y atender excesos de programación este verano.

El salvavidas fue acordado en la tarde noche del martes, en una reunión entre representantes de la sección sindical y el presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto, a la que también acudió el director de Producción de la aerolínea, Valentín Lago. Los ejecutivos venían de duros careos con la ministra de Fomento, Ana Pastor, y altos representantes de la Generalitat de Cataluña. La sensación de agobio era manifiesta.

La primera reacción del muchos de los 1.000 pilotos de Vueling ayer miércoles fue de cierta decepción por el trato, hasta que sus representantes explicaron que la cesión era voluntaria y con condiciones favorables para todo el colectivo.

La ‘low cost’ ha pedido aviones de Wamos, Evelop, Titan, Iberia o Avion Express

Según ha podido saber CincoDías, cada piloto cuenta con 12 días libres al mes (la regulación aérea establece un mínimo de ocho). Y vuelan una media de cinco horas diarias. La empresa ha pedido dos de estos días de descanso para que estén de guardia. Una situación en la que deben permanecer 18 horas por jornada localizables y a un máximo de una hora de la base. A cambio reciben una dieta y, si finalmente vuelan, cobran horas extra. Los voluntarios bajarían de este modo a diez días libres mensuales, lo que les igualaría a sus colegas de Iberia Express.

Tras este apoyo, la dirección accedió a firmar el acta de la última comisión de interpretación del convenio, lo que implica reconocer a las plantillas en el extranjero como personal afecto al convenio. Otro compromiso de la empresa es abrir a la negociación tras el verano los puntos que están generando roces.

Los afectados ya están reubicados

8.000 son los pasajeros afectados por las cancelaciones y retrasos el pasado fin de semana. La aerolínea dice que ya están reubicados.

Más que poner en el aire a los voluntarios, la dirección de Vueling quiere tener personal en la reserva para evitar otra crisis operacional. Las fuentes consultadas explican que ha alquilado aviones de muy diverso porte (Boeing 777, 747, 767 o Airbus 320) a Iberia Express, Air Nostrum, la británica Titan Airways, la lituana Avion Express, la lusa Euro Atlantic, Evelop (Grupo Barceló) o Wamos (antiguamente Pullmantur Air), para contar con nueve diarios que complementen su flota de 108 aparatos. Las mismas fuentes recuerdan que tratos similares con algunas de estas aerolíneas se firman desde 2013.

Puesto en marcha el plan de contingencia, ayer se hablaba de práctica normalidad al comprobarse que el 85% de los vuelos salían puntuales en las primeras horas de la mañana.

Eso sí, los pilotos han reclamado “realismo” en la planificación y “diligencia” para que las programaciones se adapten a los recursos reales.

El plan de operaciones, a examen

Vueling y representantes de Fomento vuelven a verse hoy para supervisar la programación del fin de semana y el efecto del nuevo plan de contingencia activado por la aerolínea. Entre otras medidas figura la cancelación anticipada de vuelos, y el incremento de flota y tripulaciones.

La AESA y Aviación Civil tildaron el plan de razonable, pero estarán encima para e vitar una crisis en El Prat como la del pasado fin de semana.

El presidente de la low cost, Javier Sánchez-Prieto, asegura que se habían tomado medidas para tener un verano sin sobresaltos y que han sido las “13 huelgas en 14 semanas” las que han alterado la programación.

En una entrevista concedida a El País explicaba que Vueling programa con ratios de personal por encima de los del sector: “Al planificar la temporada vemos cuántos aviones y tripulaciones tenemos para cubrir las operaciones. En la industria la ratio es de entre 4,8 y 5 tripulaciones por avión, y nosotros tenemos 5,6”.

El ejecutivo, que prácticamente se ha estrenado con esta fuerte crisis tras saltar a la presidencia de Vueling desde la dirección financiera de Iberia, reconoce haberse visto sorprendido por un nivel de incidencias mayor de los previsto: las citadas huelgas de controladores y un mayor porcentaje de vuelos regulados por ATC (control de tráfico aéreo) en Europa.

Vueling tiene un 10% más de aviones que el año pasado, para un 8% de aumento en la oferta. En 2015, subrayó el ejecutivo, “teníamos cuatro aviones de reserva y este año, cinco, pero para estar más seguros serán seis”.

A estos aparatos se suman 15 tripulaciones de reserva y se busca tener en la recámara tres aviones operados por terceros. En cuanto a las operaciones, el jefe de Vueling reconoce que podría recortar el número de vuelos: “Estudiamos agrupar algunas rutas, es decir, si tenemos un vuelos a las diez y otro a las doce con el mismo destino, podríamos juntarlos”.

Una última medida es incrementar los tiempos de escala de 35 a 45 minutos, iniciativa que comenzó a adoptarse en el mes de junio y que tiende a generalizarse, “lo cual no es fácil con una programación ya vendida”.

Normas