Automoción

Primera víctima mortal en un vehículo autopilotado de Tesla

Las autoridades de EEUU abren una investigación preliminar sobre los modelos S de Tesla para determinar por qué no funcionó el piloto automático.

Un modelo S de Tesla
Un modelo S de Tesla REUTERS

La Autoridad Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) ha abierto una investigación preliminar sobre 25.000 vehículos Tesla Model S después de que el conductor de uno de ellos falleciera conduciendo en modo "piloto automático". Es la primera vez que se coloca bajo el escrutinio gubernamental una tecnología clave para el futuro de la movilidad en Tesla y en el mundo

Según los datos facilitados por las distintas agencias gubernamentales implicadas, el accidente se produjo el pasado 7 de mayo. Un varón de unos 40 años circulaba utilizando el piloto automático por una autopista de Florida cuando chocó contra un trailer de 18 ruedas. El vehículo hizo una maniobra brusca para girar a la izquierda y los sensores del vehículo no detectaron el movimiento. 

La NHTSA ha pedido "un examen del diseño y comportamiento de las ayudas a la conducción en el momento del accidente". 

Los detalles del accidente solo contribuyen a encender el debate sobre si los coches autopilotados están preparados para su uso en condiciones reales de la conducción. El piloto automático "no registró la parte blanca del trailer", porque era una mañana clara y muy soleada en Florida. Esa fue la razón por la que "los frenos no funcionaron", señaló la propia Tesla en una entrada en su blog, donde lamenta profundamente los hechos.

Tesla señaló, sin embargo, que este es "el primer accidente mortal en conducción autopilotada en más de 209 millones de kilómetros recorridos con este sistema". "En EEUU, se produce un accidente mortal en carretera cada 151 millones de kilómetros. La media mundial de accidentes es de una cada 96 millones de kilómetros", explicaron.

Tesla ha recalcado que se trata de "una investigación preliminar" y "un primer paso" antes de que la agencia pueda solicitar una retirada del modelo de vehículo si considera que puede ser inseguro.

“Es importante resaltar que la acción de la NHTSA es una simple evaluación preliminar para determinar si el sistema funcionó acorde a las especificaciones”, añadieron desde la compañía, al tiempo que recordó que la firma informó inmediatamente a las autoridades del país en cuanto tuvo conocimiento del accidente..