Contante & Sonante

Pues habrá fusión entre Bankia y BMN

Santander y Sabadell rezan para que el ‘brexit’ se limitea una crisisa corto plazo en los mercados

Paneles informativos en la Bolsa de Madrid que muestran la cotización de los principales valores del IBEX 35. EFEArchivo
Paneles informativos en la Bolsa de Madrid que muestran la cotización de los principales valores del IBEX 35. EFE/Archivo EFE

Todo es susceptible de empeorar. Y qué gran verdad es esa. Hace menos de un año las entidades financieras pensaban que con una economía en recuperación sus problemas iban a comenzar a desaparecer. Solo con realizar menos provisiones, por una morosidad a la baja, y con un recorte de costes sus resultados podían volver a lucir. 

Gran error. Los tipos de interés al 0% están comenzando a ahogar a las entidades y parece que ha sido el detonante de algún que otro conflicto laboral, este es el caso de BBVA. Los sindicatos consideran que ante los bajos ingresos que está registrando el banco en España, los directivos están forzando a la plantilla a vender por encima de lo recomendable. Y lo que no había pasado nunca en BBVA, los sindicatos se han rebelado y han convocado movilizaciones. Hoy es la primera.

Pero a ello se suma otro foco rojo. Y si no que se lo digan a Santander y Sabadell. “El brexit nos ha pillado con el paso cambiado. Sabíamos que podía suceder. Se han diseñado planes de contingencia para ello. Pero la verdad es que nadie pensaba que habría que ponerlos en marcha. Creíamos que Reino Unido seguiría en la Unión Europea. Nos equivocamos”, reconocía el sábado un experto financiero.

La salida de Reino Unido de la UE, además, quieren que sea rápida, sin contemplaciones, según han expuesto los responsables europeos. Santander y Sabadell se juegan en este país entre el 23% y 17% de sus beneficios, respectivamente.

“Esta situación forzará aún más la necesidad de buscar más ingresos en España, y eso supone una nueva vuelta de tuerca a las fusiones, ya de hecho, previstas para el próximo ejercicio a más tardar. Eso por no hablar del enorme recorte de sucursales y plantilla que se va a producir. El proceso está abocado a ser más rápido de lo previsto inicialmente”, reflexiona un ejecutivo ante los acontecimientos.

Y mientras, todos dan ya por hecho el primer proceso de fusión, Bankia y BMN. Es curioso, pero tanto PP como PSOE, Ciudadanos o Podemos coinciden en que lo mejor para BMN es su absorción por Bankia. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, también considera que esta unión tiene sentido industrial. Pues nada, parece que gobierne quien gobierne la fusión entre ambas entidades será una realidad haya o no una respuesta positiva de Bruselas, que al fin y al cabo ha sido quien autorizó y concedió las ayudas públicas a ambos bancos. No hay que olvidar que el Estado cuenta con aproximadamente el 65% del capital tanto de Bankia como de BMN.

La operación, no obstante, no se producirá hasta mediados del próximo año, por dos razones. Una, porque mientras se decide el futuro Gobierno saliente de las urnas de ayer domingo pasará un tiempito. A lo que habría que sumar el hecho de que esta integración no es una urgencia, por lo que se esperará no solo a que se forme Gobierno, sino también a que asiente, lo que coincidirá casi con el fin de las ataduras impuestas por Bruselas para que tanto el banco que preside Goirigolzarri como el que preside Carlos Egea puedan abordar operaciones corporativas, lo que sucederá a partir de junio de 2017.

También es curioso que dentro de un año Bankia pueda comenzar a realizar operaciones corporativas, justo en el momento en el que se espera que se acreciente la segunda oleada de fusiones en el sector financiero español. Sí, porque los matrimonios entre bancos serán aún, y también parece que por un tiempo, caseros. ¿Alguien se puede imaginar la cara de sus competidores si al final Bankia decide fusionarse con BMN y con alguna entidad más?

Seguro que uno de los que más se asombrarían sería BBVA, que siempre ha tenido bajo su foco a Bankia. CaixaBank también, pero en los últimos tiempos su atracción por la entidad liderada por la antigua Caja Madrid es menos intensa.

Bueno, y con el brexit y el desplome de todos los valores, sobre todo los bancarios, se hace más necesario alargar el plazo para que Bankia se privatice, señalan todos los expertos.

Y para finalizar, solo un apunte. Las antiguas cajas de ahorros quieren demostrar que ellas sí saben estar unidas para llevar a cabo sinergias y para sacar adelante proyectos tecnológicos de primera línea. La CECA ha desarrollado una plataforma de pagos por móvil compatible para sus socias. Es una aplicación similar a la que han desarrollados el resto de los bancos, denominada Bizum, y que se pondrá en marcha a mediados de julio con Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Kutxabank.

A esta última plataforma se le irán uniendo poco a poco el resto de los bancos, incluso la app desarrollada por las antiguas cajas, ya que será compatible con Bizum, según explican fuentes de estas entidades financieras.