Aerolíneas

Air Europa y sus pilotos chocan por el despegue de Air Europa Express

Se enfrentan por el trasvase de flota y producción a la ‘low cost’

Juan José Hidalgo, en el centro, corta la cinta en el vuelo inaugural de Air Europa a Zurich (Suiza).
Juan José Hidalgo, en el centro, corta la cinta en el vuelo inaugural de Air Europa a Zurich (Suiza).

Una nueva aerolínea de bajo coste ha iniciado operaciones en el aeropuerto madrileño de Barajas con rumbo, por el momento, a Lisboa y Bruselas. Air Europa Express ha empezado a volar con los dos primeros aviones Embraer E195 de los 11 que prevé dejar en sus manos la propia Air Europa, donde se han tensado al máximo las relaciones entre dirección y pilotos en plena negociación del convenio.

El sindicato mayoritario entre comandantes y segundos, Sepla, ha buscado en los últimos meses que la Express de Air Europa no fuera una vía de escape de producción y flota, pero ha fracasado en las negociaciones. Estas se han llevado en paralelo con las del cuarto convenio de pilotos, melón que lleva más de un año abierto sin que se aviste un acuerdo cercano.

Fuentes solventes explican que el colectivo de pilotos ha llegado a ofertar la adaptación del nuevo convenio a Air Europa Express, rebajando el nivel salarial de entrada en la compañía con la creación de nuevos niveles y fomentando la suelta de copilotos de Air Europa como pilotos en la nueva filial.

“18 millones de ahorro”

Desde la sección sindical del Sepla en Air Europa se reconoce el intento fallido de incluir las operaciones de Air Europa Express en la matriz pare evitar la externalización de producción. “Si la empresa busca ahorrar costes, la propuesta del sindicato incluía un recorte de 18 millones para hacer viable el corto y medio radio, pero dentro de Air Europa”, señalan. Los Embraer E195 que serán traspasados en el próximo año y medio a Air Europa Express ocupan a un centenar de pilotos de la aerolínea.

La dirección parecía dispuesta a un acuerdo que el Sepla había vendido como la solución antes de llegar a un conflicto, pero las contraprestaciones han resultado inaceptables para los tripulantes, según se votó en asamblea. La empresa pidió a cambio la supresión e importantes retoques en más de medio centenar de puntos de los noventa que contiene el convenio. Las negociaciones han quedado rotas y los pilotos, señalan las mismas fuentes, “preparan un segundo semestre caliente”.

El temor de la plantilla tiene que ver con la incertidumbre que pesa sobre las tripulaciones de los 11 Embraer que serán traspasados hasta el verano de 2017 –Air Europa los tenía en leasing– y la posibilidad de que la empresa siga trasvasando actividad y aviones como los A330 y B737. El compromiso inicial de la dirección es no enviar este tipo de aparatos a la filial al menos en dos o tres años. No se descarta, sin embargo, reforzar a la low cost con nuevos ATR.

  • Hasta 250 empleados

Creada sobre la base de Aeronova, pequeña aerolínea con un avión ATR adquirida por Globalia en noviembre del año pasado, y una vez conseguida la licencia de la Agencia Española de Seguridad Aérea (Aesa), Air Europa Express ha asentado su base en Barajas, donde funciona con slots de Air Europa y como una subsidiaria del grupo Globalia. Entre sus previsiones figura contar con una plantilla de 250 empleados, de los que casi un centenar serán pilotos. Estos estarán fuera del convenio de Air Europa y de su escalafón; han superado ya la formación teórica y los test de simulador en Londres, así como la fase de entrenamiento en la base.

Este movimiento del grupo que controla Juan José Hidalgo replica el que Iberia realizó en 2011 con la creación de Iberia Express, lo que marcó el inicio de un duro conflicto que desembocó en ajustes, huelgas y la reconversión de la compañía que hoy dirige Luis Gallego.

Se trata de ajustar costes laborales para minimizar pérdidas, o incluso rentabilizar, las operaciones de corto y medio radio que alimentan el negocio más rentable de ambas aerolíneas españolas, el salto del Atlántico. Frente a Iberia y Air Europa compiten las agresivas firmas de bajo coste y el tren de alta velocidad, que aumenta su cuota de mercado a fuerza de que la firma pública Renfe mantenga bajos los precios de sus billetes.

Hidalgo vuelve a Zurich y se refuerza en América

Air Europa estrenó ayer la ruta a Zúrich con dos frecuencias diarias en competencia con Iberia y Swiss. El presidente Juan José Hidalgo manifestó su satisfacción por llegar a un destino “especialmente importante” para él. Fue a esa ciudad a la que emigró con 19 años, informa Efe.

Tras varios años trabajando en Suiza de albañil o pintor, Hidalgo compró un Mercedes de segunda mano con el que inició su actividad como transportista de emigrantes que volvían a España de vacaciones. Una actividad que fue el germen de su conglomerado turístico.

La aerolínea prevé “un muy buen rendimiento” de esta nueva ruta, para la que ya ha recibido 15.000 reservas, de las cuales gran parte son vuelos en conexión tanto a puntos de América como de España.

Entre otros destinos, los clientes de Air Europa podrán conectar en Zúrich con vuelos a Abu-Dabi y Belgrado, operados por Etihad Airways y Air Serbia.

Air Europa ultima, además, su gran estreno del año, el vuelo a la capital de Colombia, Bogotá. Este será a partir de la próxima semana su decimosexto destino en América. En diciembre, sumará a su red Guayaquil (Ecuador), después de lanzar a finales de 2015 el vuelo a Asunción (Paraguay). Este verano también volará a Varadero (Cuba), y a finales de año llegará a Córdoba (Argentina).

En 2017 Hidalgo espera añadir destinos como México Distrito Federal, Panamá, Río de Janeiro y Santiago de Chile.