X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Tecnología »

Microsoft, Google, Apple y Cisco tienen 173.000 millones en deuda de EE UU

Las tecnológicas concentran buena parte de su tesorería en bonos estadounidenses Microsoft encabeza la presencia en este segmento Apple tiene 128.800 millones invertidos en deuda corporativa

Sede en Nueva York del Nasdaq, mercado donde cotizan las grandes tecnológicas.

Las cinco grandes empresas tecnológicas de EE UU, Apple, Microsoft, Alphabet (matriz de Google), Cisco Systems y Oracle acumulan una tesorería superior a 504.000 millones de dólares (unos 450.000 millones de euros), más del 30% del total de las compañías estadounidenses no financieras. Este tesoro está invertido en distintos productos financieros, entre los que destacan la deuda corporativa de terceras empresas y los propios bonos y obligaciones de la administración pública de EE_UU.

En estas circunstancias, al cierre del último trimestre fiscal de estas corporaciones, Apple, Microsoft, Alphabet y Cisco Systems contaban con bonos del tesoro y de otras agencias públicas de EE UU por un importe superior a los 194.500 millones de dólares (cerca de 173.000 millones de euros).

Unas partidas que no han dejado de aumentar a lo largo de los últimos años, coincidiendo con el imparable crecimiento de los ingresos de estas compañías a caballo de sus éxitos comerciales. En este sentido, parece que el popular iPhone, el sistema operativo Android, la publicidad online, Windows y las redes de nueva generación de Cisco Systems, entre otros productos y servicios tecnológicos, han contribuido notablemente a financiar a la administración pública de EE UU durante los últimos tiempos.

Entre estas compañías destaca Microsoft, que tenía invertidos más de 81.750 millones de dólares (en torno a 72.600 millones de euros) deuda pública norteamericana a la conclusión del mes de marzo, según figura en el informe de resultados remitido a la autoridad bursátil de EE_UU (SEC). La empresa fundada por Bill Gates tenía también 5.199 millones en bonos de estos países, 6.600 millones en deuda corporativa de otras compañías y casi 3.700 millones en liquidez, entre otras partidas.

Apple, la empresa más rica del mundo, tenía más de 54.700 millones de dólares (en torno a 48.600 millones de euros) invertidos en bonos del tesoro de EE UU y deuda de otras agencias públicas estadounidenses, un 33% más que a final de septiembre de 2015, al cierre del ejercicio fiscal de la empresa de la manzana.

En cualquier caso, las mayores inversiones de Apple con su tesorería se dirigen a la deuda corporativa, con más de 128.800 millones de dólares. La empresa que dirige Tim Cook contaba también con 6.843 millones en deuda de otros países, 4.500 millones en papel comercial, 4.100 millones en certificados de depósitos y casi 10.200 millones en liquidez, entre otros instrumentos financieros.

A su vez, Alphabet tenía casi 24.500 millones de dólares (en torno a 21.700 millones de euros) en deuda pública estadounidense al cierre del mes de marzo, un 10% más que a la conclusión de diciembre, según la información remitida por la empresa a la SEC.

Al igual que Microsoft, estos productos financieros lideraban el ranking del balance de Alphabet. En este sentido, la compañía matriz de Google tenía más de 14.406 millones en deuda corporativa de otras empresas, más de 2.300 millones en bonos y obligaciones de otros países, 3.889 millones en deuda municipal y casi 7.400 millones en liquidez.

Cisco Systems, la cuarta compañía tecnológica en discordia en el ranking global del sector, tenía casi 27.000 millones de dólares (cerca de 24.000 millones de euros) en bonos del tesoro y deuda de otras agencias públicas de EE UU a 30 de abril, fecha en la que concluyó su último trimestre fiscal. De igual forma, la compañía fundada por Larry Ellison tenía 23.316 millones invertidos en deuda corporativa y 7.178 millones en liquidez.

Finalmente, Oracle apenas tenía fondos en bonos del tesoro de EE UU (115 millones de dólares), concentrando la mayor parte de su fortuna, más de 34.700 millones de dólares, en deuda y papel corporativo.

Archivado en:

Outbrain