Fusión en energías renovables

Gamesa y Siemens crean un gigante eólico de 10.000 millones de ingresos

La operación esta condicionada a que la CNMV no obligue a Siemens a lanzar una opa

Iberdrola tendrá el 8% de la nueva sociedad y ha comunicado que ha firmado un pacto parasocial con el grupo alemán

Imagen de un generador eólico de Gamesa.
Imagen de un generador eólico de Gamesa.

Siemens y Gamesa han comunicado a la CNMV los detalles operativos de la fusión de sus negocios eólicos. Ambas compañías han firmado acuerdos vinculantes para integrar el negocio de energía eólica de Siemens, incluida la unidad de servicios de operación y mantenimiento eólicos, con Gamesa, creando así un líder eólico mundial. Los títulos de Gamesa, que habían sido suspendidos de cotización por la CNMV antes de la apertura, han regresado al parqué a las dos y media con un alza del 5%.

La multinacional alemana recibirá acciones de nueva emisión de la compañía resultante representativas del 59% del capital social, mientras que los accionistas actuales de Gamesa tendrán el 41% restante. Como parte del acuerdo, además, Siemens abonará un pago en efectivo de 3,75 euros por acción, que será distribuido por Gamesa a sus accionistas (excluyendo a Siemens) una vez concluida la fusión –deduciendo dividendos ordinarios abonados hasta el cierre de la operación-. Este pago en efectivo representa un 26% del precio de cierre de la acción de Gamesa del día 28 de enero de 2016

Según los términos del acuerdo, la operación está sujeta a la aprobación de los accionistas de Gamesa y a otras condiciones suspensivas habituales, como la autorización de los organismos de competencia y la confirmación por parte del regulador español del mercado de valores (CNMV) de que Siemens no tendrá que formular una opa obligatoria tras el cierre de la fusión. El cierre de la operación está previsto para el primer trimestre de 2017.

Adicionalmente, Gamesa y el grupo francés Areva han alcanzado un acuerdo vinculante por los que Areva elimina las restricciones que existían en el contrato de creación de Adwen, joint venture entre Areva y Gamesa para el negocio eólico marino offshore, simplificando la operación entre Gamesa y Siemens.

Como parte de estos acuerdos, Gamesa otorga a Areva una opción de venta (put) sobre su participación del 50% en Adwen y una opción de compra (call) sobre la participación del 50% de Gamesa. Ambas opciones expiran en tres meses. Alternativamente, durante ese mismo plazo, Areva puede buscar un tercero para desinvertir el 100% de Adwen. Según los términos del pacto Gamesa Energía se obliga a vender su participación en los términos acordados con dicho tercero. Estos acuerdos eliminan desde su firma restricciones contractuales existentes en Adwen, simplificando la fusión entre Gamesa y el negocio eólico de Siemens, explican ambas firmas.

El documento remitido a la CNMC explica que de esta fusión, nacerá un grupo eólico con 69 GW instalados en todo el mundo, una cartera de pedidos valorada en 20.000 millones de euros, ingresos de 9.300 millones de euros y un EBIT ajustado de 839 millones de euros, según datos proforma de los últimos doce meses hasta marzo de 2016.

Siemens consolidará en sus cuentas la sociedad resultante, que tendrá su domicilio social y oficinas centrales en España y seguirá cotizada en España. El centro de operaciones del negocio onshore estará en España, mientras que el del negocio offshore en Hamburgo (Alemania) y Vejle (Dinamarca).

Ambas empresas prevén que se generen sinergias estimadas en 230 millones de euros anuales en términos de EBIT cuatro años después del cierre.