Inversión

El ‘brexit’, la llave del potencial en Bolsa del turismo

Las previsiones al alza de la industria de los viajes pueden verse afectadas por una eventual salida de la UE de Reino Unido

El ‘brexit’, la llave del potencial en Bolsa del turismo

Aerolíneas, agencias de viajes, turoperadores, hoteleras, navieras y parques temáticos, entre otras, se aglutinan dentro de la industria europea de viajes y ocio. Un sector muy variopinto que tiene un reducido peso dentro del Stoxx 600 Europe, tan solo del 1,9%, frente a otros sectores con más presencia, como farmacéuticas, bancos o seguros. El Stoxx 600 Travel Leisure, que se deja un 11,8% en el año, no solo agrupa a empresas turísticas sino también de ocio y restauración. El índice completo cae un 9% en el mismo periodo.

Para Bank of America Merrill Lynch se trata del sector que mayores oportunidades de revalorización tiene en Europa gracias, según un reciente informe, a que el riesgo de recuperación de los precios del petróleo se ha reducido en los últimos meses. Una recuperación que, según el departamento de análisis de Self Bank, “encarecería las compras de combustible de las aerolíneas, lo que se dejaría notar en sus cuentas de resultados”.

El principal interrogante para el sector es, en este momento, el futuro de Reino Unido y su relación con la Unión Europea. El referéndum que tendrá lugar el próximo 23 de junio podría suponer la salida del país de la UE, algo que, según Bank of America Merrill Lynch, se saldaría con un debilitamiento de la economía británica y un desplome de la libra. Un temor apaciguado en los últimos meses pero que se ha reavivado en la última semana al calor de las últimas encuestas publicadas.

El hipotético brexit tendría efecto en la industria aeronáutica, donde los expertos de Citi consideran que podría acelerar la creación de aerolíneas paneuropeas o forzar a que compañías como Easyjet reconsideren su domicilio fiscal. Mientras, IAG se podría ver afectada, según el departamento de análisis de la entidad financiera por el deterioro de la economía británica.

A favor de las empresas turísticas cotiza el crecimiento global de la industria, que, según las previsiones, se anotará su séptimo año consecutivo al alza a pesar de la incertidumbre provocada por los ataques terroristas en distintos países. La Organización Mundial del Turismo (OMT) prevé que en 2016 el número de viajeros internacionales crezca entre el 3,5% y el 4,5%, por encima de los 1.184 millones de turistas que se desplazaron el año pasado.

Una tendencia que también se observa en el segmento de viajes corporativos, donde la Asociación de Negocios Global de Viajes (GBTA) prevé un alza del 6,3% este año. Catherine McGavock, vicepresidenta regional de GBTA para EMEA, recordaba esta semana que esas estimaciones al alza se compaginan con “la afluencia de refugiados sirios, los ataques terroristas en varias capitales europeas y con la espera de la consulta británica”.

Fondos para sacar partido a la temporada estival

El mercado de fondos de inversión permite una variedad de fórmulas para sacar partido a la bonanza de la industria del turismo y los viajes. Entre las gestoras españolas, Gaesco cuenta con un fondo específico que invierte en empresas relacionadas con la actividad turística, el GVC Gaesco 300 Places Worldwide, que está ligado al índice Stoxx Global 1800 Travel & Leisure. El fondo, que acumula una caída del 4,61% hasta abril, inferior a la registrada por el selectivo, tiene entre sus principales posiciones al grupo Priceline, las hoteleras Accor, Hyatt y Hilton, la naviera Carnival y eDreams.

El fondo Santander Small Caps Europa, de Santander AM, tiene entre sus participaciones varias empresas relacionadas con el turismo, como eDreams, que tiene un peso en su cartera del 0,17%, NH (1,52%), Meliá (0,74%) y Amadeus (1,43%). Acumula una caída del 1,82% en el año.

Las gestoras de fondos categorizan sus productos en función de las empresas que abarcan. Así, Invesco cuenta con el European Hotel Real Estate Fund, pero también tiene otros vinculados con la industria del ocio. Fidelity, por su parte, cuenta con el Fidelity Selec Leisure Portfolio, cuya rentabilidad retrocede un 1,44% y que tiene participaciones en Las Vegas Sands, Marriott, Wyndham o Hilton.

La gestora KBC también cuenta en su catálogo con el fondo KBC Equity Fund Leisure and Tourism, con exposición a TUI, Michael Kors o Singapore Airlines.

De la misma forma, supone un aliciente para el sector el proceso de consolidación que se viene produciendo desde hace ya unos años. Una concentración protagonizada por aerolíneas, cadenas hoteleras o gigantes de internet como Priceline y Expedia, que agrupan a agencias de viajes, metabuscadores y comparadores.

Un proceso en el que la consultora EY recuerda en su informe Global Hospitality Insights que predominan las fusiones de grandes grupos internacionales, con ejemplos como la integración de Marriott y Starwood. También está adquiriendo una gran importancia el dinero proveniente de Asia, en especial de inversores de China, Singapur o Corea del Sur, así como de Oriente Medio.

Unos inversores que están adquiriendo participaciones en aerolíneas, empresas de catering aéreo o handling. Es el caso de Qatar Airways, que tiene un 15% de IAG. Participación que ha elevado desde el 9,99% original y que desde Self Bank es valorada de manera positiva. “Su intención de seguir comprando acciones ejercerá una presión al alza en el precio de la acción”, destacan.

Dentro de la industria turística europea las hoteleras juegan un papel relevante. El mercado hotelero europeo se mantiene mucho más atomizado que el estadounidense, una situación que podría transformarse. Société Générale apunta que “las operaciones corporativas están ganando impulso” gracias a la entrada de inversores chinos como HNA y Jin Jiang en el capital de varios grupos como Accor, NH o Carlson Rezidor.

En el caso de HNA, principal accionista de la española NH (29,5%), su acuerdo con Carlson podría desembocar en una de colaboración entre la enseña española y Rezidor. Otro grupo inversor chino, Jin Jiang, controla un 15% del capital de Accor, porcentaje que podría estar interesado en ampliar, y ha adquirido a uno de sus competidores nacionales: Louvre Hotels.

En España, Lola Solana, gestora del fondo Santander Small Caps España y Europa de Santander Santander AM, asegura que “el sector turístico está atravesando un momento dulce. La demanda sigue aumentando tanto en vacacional como en urbano”. La experta asegura que “la mejora del empleo en España está generando confianza; esta confianza dispara el consumo y las empresas ligadas al turismo se benefician de este tirón”.

Así, las previsiones que se manejan para este año desde la industria nacional son de nuevos récords de visitantes y ocupación en Canarias, Baleares y destinos de la costa mediterránea, beneficiados por el desvío de viajeros de Reino Unido, Alemania y Francia en busca de destinos más seguros.

Las hoteleras españolas también se han convertido en un reclamo para los inversores extranjeros. Helena Burstedt, socia del área de Transacciones de EY especializada en Real Estate, reconocía esta semana que el “know how de las hoteleras españolas es todo un reclamo para los inversores asiáticos, que cuentan con mucha liquidez y con normativas que favorecen la inversión en el exterior”.

Para rematar la cuadratura del círculo, la industria turística tradicional trata de digerir el cada vez más relevante impacto de la economía colaborativa, tanto en transportes como en alojamiento. La última valoración de Airbnb le da un valor de 25.500 millones de dólares, por delante de gigantes hoteleros como Hilton (20.900) y Marriott (16.900).

Una tendencia imparable, la de la búsqueda de alojamientos colaborativos. Auge que ha provocado que Accor se lance a reforzar su cartera con empresas dedicadas a la comercialización de viviendas de uso turístico. O que Ryanair se proponga crear el “Amazon de los viajes” tras la vuelta del verano. La aerolínea trabaja en lanzamiento de una nueva plataforma de alojamientos que incluya todas las categorías: hoteles de lujo, hostales, B&B y pisos turísticos. Un mercado en el que además de entrar a competir con plataformas como Expedia o Booking, busca arañar cuota de mercado a Airbnb.

Valores a tener en cuenta

Las caídas registradas por las empresas turísticas europeas en el año, afectadas por la caída de la demanda tras los atentados de París, Bruselas o Egipto, han dejado a un gran número de valores con elevados potenciales de revalorización según las casas de análisis. El conglomerado de aerolíneas IAG lidera ese ranking, con un potencial de revalorización del 52,1% (ver página 15).

Tui

El turoperador anglogermano se ha visto afectado por los sucesos de Egipto y Túnez, que han provocado la caída de la demanda de ciertos destinos y el auge de otros, como Canarias, donde prevé incrementar la oferta de plazas hoteleras un 25% en dos años. El consenso le da un potencial de revalorización del 32,7%. Su acción retrocede un 14,8% en el año.

Thomas Cook

El otro turoperador británico también se ha visto penalizado por la caída de la demanda tras los ataques terroristas y por el temor a un posible brexit, que desplomaría la libra. El desplome de sus títulos desde enero es del 45,8%. Pese a ello, las casas de análisis le dan un potencial del 40,5%.

Accor

Société Générale reitera la recomendación de compra sobre Accor y eleva su precio objetivo a 46 euros desde los 41,5 previos. Considera que el grupo, que retrocede un 3,4% en el año, se verá beneficiado por la mejora del mercado galo en el segundo semestre del año. Pero incide en el interés de su accionista Jin Jiang de integrarla con su otra participada Louvre Hotels, lo que generaría sinergías. El mercado le da un potencial del 12,6%. El departamento de análisis del banco deja en mantener las acciones de Intercontinental, valor que en su opinión ofrece menos potencial.

Lufthansa

El consenso de analistas otorga a la aerolínea alemana un potencial alcista del 30%. Con todo, el 45% de los analistas aconseja mantener el valor en cartera, el 31% por su venta y solo el 24% recomienda comprarlo. Tras Lufthansa, los analistas dan un potencial alcista a Air France del 28%, a Ryanair del 23% y a Easyjet del 25,8%.

Carnival

Los analistas recopilados por Bloomberg conceden un potencial alcista del 22,6% a las acciones de la compañía de cruceros Carnival, que en el año cede un 12% en Londres. Sus títulos están a un 13% de sus máximos históricos.

Merlin Entertainments

El grupo de parques temáticos fue uno de los espejos utilizados por Parques Reunidos para su salida a Bolsa. Las casas de análisis le dan un potencial al alza del 17%.