Telecomunicaciones

Telxius apunta a la Bolsa con los gigantes del sector en máximos

American Tower y Crown Castle alcanzan los mayores precios de siempre

El gigante norteamericano se ha revalorizado un 28% desde principios de febrero

Torre de telecomunicaciones de American Tower.
Torre de telecomunicaciones de American Tower.

Telefónica mantiene el ritmo de los trabajos ante la posible colocación en Bolsa de parte del capital de Telxius, su filial de infraestructuras que engloba cables submarinos y torres de telefonía móvil. Una de las condiciones claves para seguir adelante con la operación es la situación de los mercados financieros. De momento, el escenario bursátil parece favorable, al menos para el sector. Y es que las dos mayores empresas de la industria, American Tower y Crown Castle registraron ayer nuevos máximos históricos en Bolsa.

Así, el mercado parece apostar por este tipo de activos. Desde su mínimo anual, marcado el 11 de febrero, las acciones de American Tower se han revalorizado cerca de un 28% hasta alcanzar un máximo por encima de 107 dólares. Un precio que otorga a la empresa una capitalización bursátil de 45.500 millones de dólares (unos 40.000 millones de euros).

En una línea similar, los títulos de su rival Crown Castle han ganado un 22% desde su precio mínimo anual, registrado el 20 de enero hasta rondar la cota de los 93 dólares, que otorgan a la empresa una capitalización bursátil superior a 31.300 millones de dólares. SBA, el tercer grupo de EE UU, se ha revalorizado un 24% desde su mínimo anual, marcado el 11 de febrero, si bien todavía está lejos de su máximo anual y se deja un 2% desde principios de año.

Según fuentes del sector, la fortaleza de estas empresas radica en que son compañías independientes, que no dependen de operadoras de telecos. Además, han aprovechado la estrategia de externalización de infraestructuras de telecos como AT&T, Verizon, Sprint y T-Mobile USA. Según Jefferies, los grupos independientes de EE UU se han hecho ya con cerca del 80% de las torres de telefonía móvil en este mercado, un porcentaje muy por encima del 30% que se registra en los países europeos, por la decisión de las telecos de mantener estos activos en su poder.

Además, han acelerado el proceso de internacionalización. American Tower se ha posicionado en la India, África, Oriente Medio, Europa y Latinoamérica, mercados que ya aportan casi el 50% de sus ingresos. También SBA se ha posicionado en Canadá, Brasil y Centroamérica. En términos de redes, American Tower gestiona más de 100.000 torres de telefonía móvil, por 40.000 de Crown Castle (junto con 15.000 small cells) y más de 25.000 de SBA (junto con 5.500 en régimen de alquiler).

Fuentes del mercado, además, señalan que las empresas norteamericanas también se pueden ver favorecidas por la posible revaluación del dólar si finalmente la Reserva Federal sube los tipos de interés en EE UU.

En cualquier caso, el mercado mantiene su optimismo por estas empresas de infraestructuras de telecos. Según las estimaciones de Bloomberg, los analistas otorgan un potencial de revalorización del 12% a American Tower por un 16% de SBA. En este sentido, Merrill Lynch concede un fuerte potencial para estas empresas para 2016 y más allá, gracias a factores como el despliegue de la tecnología móvil 5G y la implantación de las small cells.

En este caso, la situación es similar a la de algunos de los principales operadores independiente europeos. Así, el precio objetivo medio de los analistas que siguen Cellnex es de 17,23 euros, según Bloomberg, lo que supone un potencial de revalorización superior al 20%. En el caso de la italiana Inwit, el potencial es del 26%. En los últimos meses, Cellnex presentó una oferta a Telecom Italia para la compra de Inwit, en una operación valorada en 3.000 millones de euros, pero el grupo transalpino ha retrasado su decisión.

Ante la mayor OPV del año en el mercado español

Con la colocación de parte del capital de Telxius, Telefónica protagonizaría la mayor salida a Bolsa del año en el mercado español. Según fuentes del mercado, la compañía de infraestructuras podría alcanzar una valoración entre 5.000 y 6.000 millones de euros. De colocar un 40% del capital de Telxius, con estas valoraciones, la operadora que preside José María Álvarez-Pallete captaría entre 2.000 y 2.400 millones de euros. La operación ha ganado relevancia para Telefónica, dentro de sus planes de reducción de deuda, tras la decisión de Bruselas de bloquear la venta de la filial británica O2 a Hutchison. Una transacción que habría proporcionado a la teleco más de 13.000 millones de euros.

Lo cierto es que Telefónica no ha dejado de trabajar en el proyecto de salida a Bolsa o venta de Telxius (de hecho, la empresa ha sondeado la posible venta directa de activos) con la aportación de nuevos activos. Entre los últimos movimientos figura el acuerdo con Microsoft y Facebook para participar en el nuevo cable de telecomunicaciones submarino que unirá EE UU y España. Telxius se encargará de la gestión de esta infraestructura, bautizada como MAREA, con la posibilidad de comprar una participación.

En términos generales, la red internacional de cables submarinos de Telefónica cuenta en la actualidad con más de 65.000 kilómetros de fibra (31.000 de ellos en propiedad). En la cuestión financiera, Telxius registró unos ingresos en 2015 de 680 millones de euros, con un beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) de 300 millones. En torno a un 60% de los ingresos procedía del área de los cables submarinos y el 40% restante del segmento de las torres de móvil.