Cinco cargadores rápidos para coche por menos de 15 euros

Cinco cargadores rápidos para coche por menos de 15 euros

Aunque los teléfonos inteligentes siguen sin ofrecer aún una autonomía convincente según las necesidades de la mayoría de los usuarios, la carga rápida es un apoyo interesante. En apenas unos minutos, en función de las especificaciones técnicas de la tecnología de carga rápida en cuestión, se puede conseguir bastante más autonomía que con un sistema normal, que demora incluso varias horas para cargar apenas un 50% de la batería. Pero ¿en el coche también es posible? Sí, de hecho son muchos los cargadores rápidos que se pueden encontrar, y sus precios no son demasiado abusivos.

Cargadores rápidos para el coche con tecnologías QuickCharge 2.0 y QuickChargue 3.0 por debajo de los 15 euros

Para aprovechar la 'carga rápida' hay dos posibilidades, bien optar por un cargador con las tecnologías QuickCharge 2.0 o QuickCharge 3.0, o bien sencillamente comprar un cargador de amperaje elevado. Los dos primeros casos requieren de un teléfono inteligente compatible, con procesador de Qualcomm, mientras que la última opción es válida con cualquier teléfono inteligente. Arrancando por los cargadores con QuickChargue, Aukey cuenta con un modelo que soporta la versión 2.0 y cuenta con dos tomas de carga simultánea con un precio de sólo 10 euros.

Cinco cargadores rápidos para coche por menos de 15 euros

El mismo fabricante, Aukey, ofrece además una versión mejorada, compatible con la tecnología QuickCharge 3.0, que cuesta 12 euros y aumenta de forma considerable la velocidad de carga. Pero igualmente, sólo aprovechamos esta velocidad de carga con teléfonos inteligentes compatibles con la versión 3.0 de esta tecnología. Y por su parte, Choetech ofrece como alternativa un equipo que soporta QuickCharge 2.0, pero que en caso de que no contemos con un terminal compatible ofrece también 5A en dos tomas, luego la carga es más rápida que en cargadores normales en cualquiera de los casos.

Por 10 euros, aunque con una única toma, Anker tiene su propio cargador rápido con tecnología QuickCharge 3.0 y, evidentemente, también con un diseño algo más compacto. Completamente diferente es el modelo de Aukey, de nuevo, que aunque se mantiene en la tecnología QuickCharge 2.0 cuenta con un total de cuatro tomas para la carga simultánea, siendo únicamente una de ellas de carga rápida específica para dispositivos Qualcomm compatible. El precio de este último, eso sí, ya alcanza los 15 euros.

Normas
Entra en El País para participar