Tecnología y automóvil

Alianza de Uber con Toyota, que invertirá en la ‘startup’

Imagen de un centro Toyota en Taiwan.
Imagen de un centro Toyota en Taiwan. REUTERS

Las automovilísticas no son ajenas a las nuevas tendencias del sector como la conectividad y el coche compartido. Y lejos de bloquear la entrada o paralizar los desarrollos, no han tenido más remedio que aliarse con las tecnológicas, que empiezan a ofrecer servicios de movilidad que ponen en jaque el negocio de la automoción tal y como lleva concebido desde hace siglo y medio.

Por eso, Toyota ha entrado en el capital de Uber con una inversión que no se ha hecho pública pero que les permite unir fuerzas de cara al establecimiento de servicios de coche compartido o trayectos compartidos entre usuarios de la aplicación de Uber. El principio de acuerdo con Uber supone que “explorarán una colaboración en el negocio de compartir trayectos en vehículo en países en las que este servicio está creciendo y por el que Toyota Financial Services y Mirai Creation Investment Limited Partnership realizarán una inversión estratégica en Uber”, detallaron.

Como parte de este acuerdo de colaboración, la automovilística japonesa diseñará opciones de leasing para los conductores de Uber. Los consumidores podrán adquirir en régimen de leasing vehículos a Toyota Financial Services y abonar las cuotas a través de los beneficios generados como conductores de Uber. El período de este contrato será flexible y se centrará en las necesidades del cliente.

Según informó Toyota en un comunicado, esta colaboración “incluirá diversas pruebas y acciones para expandir los servicios de coches compartidos de manera internacional”. Para realizar este esfuerzo, “se analizarán las diferentes regulaciones, así como las condiciones del negocio y también las necesidades de los consumidores”. El servicio de Uber de trayectos compartidos con conductor ha sido paralizado en tribunales del todo el mundo por la presión de sectores como el taxi o el transporte de viajeros en autobus. Esto ha conllevado distintas modificaciones en su servicio para adaptarse-

La empresa automovilística indicó que el desarrollo de los servicios de movilidad en nuevas áreas de negocio, incluyendo las de compartir coche y trayecto, están alcanzando una escala global y por ello, ambas compañías acelerarán las conversaciones para la puesta en marcha de nuevos servicios y para ofrecer más valor a sus clientes.

El presidente de la Compañía Conectada de Toyota, Shigeki Tomoyama, indicó que los servicios para compartir trayecto tienen un enorme potencial a la hora de dar forma a la movilidad del futuro. “A través de esta colaboración con Uber, queremos explorar nuevas formas de ofrecer servicios de movilidad segura, conveniente y atractiva a los clientes”, añadió el directivo.

Por su parte, el director de Negocio de Uber, Emil Michael, destacó que el primer fabricante mundial de automóviles está realizando una inversión estratégica en su compañía, como parte de una amplia colaboración global.

Movimientos sectoriales

Este movimiento marca las líneas estratégicas de una empresa y responde a las operaciones de inversión que los competidores de Toyota y Uber han realizado en las últimas semanas y meses.

Así, en enero fue General Motors la que realizó una inversión de 500 millones de dólares en la aplicación de coche compartido Lyft y hace unos días, Apple anunció una inyección de 1.000 millones de dólares en la compañía china Didi Chuxing. También la compañía alemana Volkswagen mueve ficha apostando por Gett.