117 millones de contraseñas de LinkedIn están en venta ¿la suya también?

117 millones de contraseñas de LinkedIn están en venta ¿la suya también?

En el año 2012, la red social LinkedIn fue atacada y se filtraron los datos de más de 6 millones de usuarios. Datos relativos a sus cuentas, evidentemente, y más concretamente sus credenciales de acceso y contraseña. En aquel momento, los datos robados fueron expuestos en Internet por parte de un hacker de origen ruso, y ahora se ha podido conocer que no fueron sólo esos 6 millones de usuarios los que sufrieron una grave vulnerabilidad por parte de la red social. Todo apunta a que hay muchos más datos filtrados, de muchos más usuarios, y que además están en venta.

Una filtración masiva de datos de usuarios de LinkedIn tiene precio en Internet, y afecta a unos 117 millones de personas

Se venden a través de la Deep Web y son 117 millones de contraseñas de usuarios de LinkedIn. Esta es la información de un anuncio público expuesto en esta 'zona segura' de Internet difícilmente rastreable, y el precio apenas supera los 2.000 dólares para todos los datos que se han podido robar de la red social. El problema, según han explicado expertos en seguridad informática, es que el sistema de LinkedIn para el almacenamiento de credenciales de sus usuarios es preocupantemente inseguro.

117 millones de contraseñas de LinkedIn están en venta ¿la suya también?

¿Cuál es la solución posible? Dado que es difícil comprobar qué cuentas están afectadas y cuáles no, en tanto que en esta ocasión no se han hecho públicos los datos, los expertos en seguridad recomiendan varios procedimientos posibles. Cambiar de contraseña es una buena idea, pero a fin de cuentas podría volver a ser robada, luego tampoco es demasiado válido. Eso sí, en servicios que utilicemos con la misma contraseña, es crucial cambiarla tan pronto como sea posible.

Como consejo para utilizar LinkedIn de forma segura, los expertos recomiendan que todos los usuarios, aunque desconozcan si su cuenta es una de las afectadas o no, utilicen el sistema de autenticación en dos factores. Es decir, el sistema que no sólo se sirve de la contraseña sino también de un código de único acceso que llega a nuestro número de teléfono cada vez que pretendemos iniciar sesión en la web.

Normas