Microsoft está forzando la actualización a Windows 10

Microsoft está forzando la actualización a Windows 10

En julio de 2015, hace ya casi un año, la compañía de Redmond lanzó de forma oficial su sistema operativo Windows 10. Tanto para los usuarios de Windows 7 como los de Windows 8, en caso de que tuvieran una licencia original, Microsoft permitió la actualización voluntaria de forma gratuita a Windows 10, aunque anunciando que esta promoción sólo estaría disponible durante los doce primeros meses de vida del nuevo software. Es decir, que el plazo concluirá el próximo 29 de julio. Sin embargo, ahora Microsoft está 'forzando' la actualización.

Aunque los usuarios se quieran mantener en Windows 7 y Windows 8, Microsoft está forzando la actualización a Windows 10

De forma casi constante a lo largo de estos doce primeros meses que están próximos a concluir, Microsoft ha estado lanzando actualizaciones para Windows 7 y Windows 8. Y en estas actualizaciones no ha introducido sino nuevas formas de llevar a los usuarios de versiones anteriores a instalar Windows 10 con la intención de mejorar su tasa de adopción, que en cualquier caso ha alcanzado unas cifras más que positivas si revisamos el historial de Microsoft en estos términos, y con respecto a versiones de su sistema operativo lanzadas con anterioridad.

Microsoft está forzando la actualización a Windows 10

Sin embargo, ahora han provocado el descontento de los usuarios. Y es que, aunque algunos se quieran mantener en Windows 7 y Windows 8 sencillamente porque prefieren estas versiones, Microsoft está desplegando una actualización para ellos que, de forma automática, programa la actualización de Windows 10 para fechas posteriores. De esta forma, si los usuarios no se dan cuenta de esto, algún día próximamente encontrarán su ordenador actualizado a Windows 10, aunque no lo quisieran así.

Evidentemente, esta medida choca con las afirmaciones que la propia directiva de Microsoft lanzaba durante el estreno de Windows 10 hace ya prácticamente un año. Según ellos, cualquier usuario que así lo quisiera se podría mantener en las versiones anteriores, aunque evidentemente debiera resultarles más interesante, a priori, poder disfrutar de un software más moderno, seguro y rápido de forma totalmente gratuita. 

Normas