X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Salida al parqué »

Telepizza investiga qué fondos hundieron su debut en Bolsa

Telepizza sufrió el peor estreno en la historia de la Bolsa española. El 27 de abril se desplomó un 19%, y desde entonces se hunde un 25%. El presidente de la compañía, Pablo Juantegui, comienza el martes a reunirse con los inversores que compraron. Él y los bancos colocadores se proponen averiguar quién ha desencadenado el ataque bajista contra la empresa.

Pablo Juantegui, presidente de Telepizza. EFE

Telepizza sufrió el peor estreno en la historia de la Bolsa española. El 27 de abril se desplomó un 19%, y desde entonces se hunde un 25%. El presidente de la compañía, Pablo Juantegui, comienza el martes a reunirse con los inversores que compraron. Él y los bancos colocadores se proponen averiguar quién ha desencadenado el ataque bajista contra la empresa.

La vuelta a Bolsa de la cadena de pizzerías fundada por Leopoldo Fernández Pujals ha marcado un antes y después. Por lo desastroso. El 13 de noviembre de 1996 se disparó casi un 35% en su primer estreno, mientras que hace dos semanas, después de haber permanecido al margen del mercado desde 2007, sufrió un desplome del 19,35%. Lo nunca visto en el parqué español. Y eso pese a que ha salido más barata que el precio al que fue excluida: 780 millones de euros frente a los 850 que pagaron por ella Permira y Ballvé hace nueve años.

La compañía ha sido asesorada por Rothschild en todo el proceso de vuelta a Bolsa. Merrill Lynch y UBS han sido sus bancos coordinadores, y también ha contado en la retaguardia con BBVA, Nomura, Santander, Banca IMI e ING. Fuentes financieras conocedoras de la operación señalan que el precio de referencia debió fijarse por debajo de los 7,75 euros por acción a los que se salió. También reconocen que la asignación de las acciones fue incorrecta, al darse más peso del que hubiera sido deseable a hedge funds especulativos.

El libro de órdenes tenía demanda por cerca de 1.400 millones de euros, según explicó el grupo en una nota, cuando se vendieron acciones por 550 millones: 432 millones de euros fueron para Permira, Ballvé y los otros accionistas, y 118 para la propia empresa.

TELEPIZZA 5,04 0,40%

El presidente de Telepizza, Pablo Juantegui, se propone descubrir qué ha pasado y para ello se reunirá con una parte importante de los 106 grandes inversores que cubrieron el libro, según explican fuentes próximas al grupo. El martes irá a Londres y estará allí hasta el viernes para después viajar a Nueva York. La última semana del mes está reservada para los analistas españoles. Yes que los inversores nacionales acudieron solo de forma testimonial al reestreno: compraron menos de un 1% del capital.

La teoría que manejan en el entorno de la compañía es que varios fondos atacaron al valor; apostaron contra él desde el primer segundo de cotización. La caída desde los 7,75 euros por título a los que debutó –en la parte baja de la horquilla inicial, que iba de los 7 a los 9,5 euros– es ya del 24,5%. George Soros, el magnate estadounidense que ha entrado en el capital de Telepizza con un 1,9% y una inversión de cerca de 13 millones de euros, ha manifestado su intención de reunirse con los directivos de la empresa, a los que ya ha manifestado su intención de reforzarse a los precios actuales, según fuentes financieras. La valoración récord de las casas de análisis para Telepizza alcanza los 1.350 millones. La compra por parte de inversores estadounidenses fue masiva. El 50% de las órdenes procedieron del otro lado del Atlántico. Entre ellos, las gestoras Citadel, con más de un 4,5% del capital, y Fidelity, con alrededor del 4,3%. El hedge fund Darsana controla más de un 6%.

Telepizza cerró su primer trimestre del año con un beneficio neto de unos tres millones de euros. De no ser por los gastos de la salida a Bolsa finalizaría con beneficios el presente ejercicio, aunque también gracias a la ampliación de capital ha reducido su deuda un 62%, a 155 millones, y el gasto de intereses pasará a ser de unos ocho millones de euros al año, frente a los 35 millones anteriores. 

Archivado en:

Outbrain