Auditoría

PwC advierte de "incertidumbre" sobre el plan estratégico de Isolux

Logotipo de PwC en una de las ventanas de la sede en Madrid.
Logotipo de PwC en una de las ventanas de la sede en Madrid.

El auditor de Isolux ha incluido una advertencia, o nota de énfasis, en su informe sobre las cuentas de 2015. Según PwC existe una “incertidumbre significativa” sobre la capacidad de la compañía para poner en marcha algunos de los puntos de su plan estratégico, con los que pretende lograr liquidez para atender el vencimiento de su deuda a corto plazo.

La supervisora de Isolux reconoce que ese plan incluye medidas para generar flujos de caja y demostrar la capacidad de la compañía para afrontar sus pagos. Pero a renglón seguido, PwC resalta que algunas de las medidas escapan del control del grupo, lo que puede derivar en la citada incertidumbre.

La firma que preside Luis Delso busca fortalecer su posición de liquidez tras presentar un flujo de caja negativo cercano a los 100 millones en 2015. De momento, tres de los bancos acreedores, CaixaBank, Santander y Bankia, han inyectado 50 millones de crédito para que la constructora atienda sus pagos más urgentes.

Isolux reconoce en sus cuentas anuales "tensiones de caja" por las que debe estructurar su deuda, adaptándola "a las condiciones actuales del mercado, así como a la capacidad de generación de caja de cada una de las unidades de negocio".

El plan estratégico de Isolux pasa por la desinversiónen los proyectos concesionales, especialmente en Brasil, donde opera más de 5.000 kilómetros de líneas de distribución eléctrica. Al respecto, Isolux subraya que ha tenido en cuenta los problemas políticos y económicos que atraviesa el país a la hora de establecer sus estimaciones.

Con un fondo de maniobra negativo de 353 millones a 31 de diciembre de 2015, y deudas con vencimiento a corto plazo por 234 millones, el equipo directivo dice estar seguro desacar adelante medidas "para generar recursos a partir de sus operaciones, cumplir sus compromisos de deuda a corto plazo y estabilizar su posición de liquidez". Desinversiones, la refinanciación de deuda y reestructuración de la actividad del grupo son los pilares sobre los que Isolux pretende asentar su viabilidad.