Nivel 1 de alerta

Castilla La Mancha busca una salida limpia al incendio de Seseña

El Gobierno de Castilla-La Mancha reanudará el plan medioambiental para la zona de Seseña en cuanto se extinga el incendio.

Los bomberos continúan enfriando la zona

El Gobierno de Castilla-La Mancha reanudará el plan medioambiental previsto para dar una salida “limpia” a los neumáticos y residuos de la planta de Seseña (Toledo) una vez que se extinga el incendio que se declaró la madrugada del viernes y que ya está controlado.

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, ha asegurado que la noche en Seseña ha sido “muy tranquila” y se sigue haciendo un enfriamiento de la zona del cementerio de neumáticos, con bomberos actuando “las 24 horas del día”.

En cuanto al fuego, está “perfectamente confinado, controlado y perimetrado”, asegura el Gobierno castellanomanchego, sigue el nivel 1 de alerta y hay 30.000 toneladas de neumáticos indemnes.

Además, la calidad del aire en los municipios cercanos al incendio está en valores normales.

Abandonado e ilegal

El vertedero nació en la década de los 90. La licencia de explotación la tenía la empresa Disfilt, una sociedad perteneciente a la familia Villadangos García, justo en el límite de Seseña (Toledo) con Valdemoro (Madrid). En 2010, el Ayuntamiento de Seseña le retiró la licencia a la empresa debido a que sus gestores no cumplían ninguna de las normativas medioambientales y de seguridad. Además crecía invadiendo terrenos que no le pertenecían. Su responsable está desaparecido, fue condenado a prisión por delito medioambiental pero nunca ingresó en la cárcel

Desde entonces el vertedero y los millones de ruedas que contiene están abandonados, reiteradas sentencias han declarado los neumáticos allí depositados como bienes abandonados. El abandono empresarial, unido a la dejadez de las administraciones incapaces de lograr un acuerdo ha permitido su crecimiento descontrolado hasta que hoy un incendio y la nube tóxica que genera, ha hecho que todos los responsables políticos se sensibilicen

Así, el Ejecutivo castellanomanchego impulsará las tareas de limpieza de la parcela, reutilización y reciclado de las 30.000 toneladas de neumáticos que han quedado, según ha explicado la Junta en un comunicado.

Mañana, lunes, los consejeros de Agricultura de Castilla-La Mancha y Madrid, Francisco Martínez Arroyo y Jaime González Taboada, se reunirán en Toledo para coordinar las actuaciones en la gestión de residuos y resolver la situación del vertedero de neumáticos.

El Gobierno de Castilla-La Mancha asegura que desde que empezó su mandato “no ha cesado en su empeño de solucionar el problema” del cementerio de neumáticos de Seseña y recalca que una de sus primeras actuaciones fue solicitar al Ayuntamiento que los neumáticos estuvieran libres de cargas para hacer un concurso o actuación pública.

Una vez desbloqueada la situación y rescindido el contrato con una empresa que no estaba dando solución al problema, se habían planteado dos proyectos.

Por un lado, el Ministerio encargó a Tragsa un proyecto para la trituración y venta de productos al mercado de reciclaje y valoración en cementeras.

Respecto a este proyecto, Tragsa comunicó la semana pasada al Gobierno regional que lo tenía terminado y se lo entregaría, directamente, al Ministerio. Tenía una duración de tres años y un importe aproximado de 6,7 millones de euros de coste para Castilla-La Mancha y 2,3 millones para la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, Castilla-La Mancha había solicitado a la empresa pública Emgrisa que realizara una propuesta innovadora de transformación de neumáticos en gasóleo, “con lo que transformaríamos el problema en una solución innovadora para la Junta”, ha señalado el titular de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo.

Emgrisa informó de su actuación a la Comunidad de Madrid y al Ministerio de Economía y Competitividad “para abordarlo como compra pública innovadora en Castilla-La Mancha”. El importe estimado era de 5,6 millones de euros, financiados con fondos europeos en un 80 por ciento y el resto de los presupuestos regionales.

Castilla-La Mancha ha recibido la información de la Comunidad de Madrid sobre los datos de calidad del aire en tiempo real en las tres estaciones cercanas (Valdemoro, Aranjuez y Villarejo de Salvanés), que no muestran anomalías significativas desde el momento del incendio.

Asimismo, se ha ubicado en Ciempozuelos la unidad móvil de medición de la calidad del aire de la Comunidad de Madrid, que tampoco indica anomalías significativas, y en general todas las estaciones que hay entre Madrid y Castilla-La Mancha en un radio de 20-25 kilómetros muestran datos dentro de la normalidad.

Por su parte, el alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, ha pedido a la Junta que certifique la calidad del aire: “es lo que los ciudadanos nos están pidiendo, porque es lo más importante para garantizar que no existen problemas para la salud de las personas”, ha dicho el regidor en un comunicado.

El incendio puede tener consecuencias medioambientales e incluso para la salud, según han declarado diversos grupos ecologistas. Desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se considera por su parte que los efectos negativos para la salud del humo del incendio producido en el cementerio de neumáticos de Seseña pueden ser “inmediatos”, por lo que recomienda a la población cercana al siniestro que salga lo menos posible de casa y que permanezca con las ventanas cerradas. También Consorcio de Bomberos de Toledo ha advertido que a partir de esta tarde, con las lluvias previstas, las partículas en suspensión de la columna de humo puedan caer y aumentar la contaminación.

 

Línea gratuita 900 122 112 para informar a la población

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha una línea de teléfono gratuita (900 122 112) para que la población pueda recabar información y consejos de actuación a seguir tras el incendio del vertedero de neumáticos de Seseña.

En nota de prensa, el Gobierno regional ha indicado que la puesta en marcha de este número de teléfono tiene como objetivo evitar las llamadas de la población al teléfono 112, número que debe utilizarse tan solo para comunicar cualquier tipo de emergencia, por lo que se ruega a los ciudadanos que utilicen el 900 122 112 para solicitar información sobre el mencionado incendio.

Tras la activación del Plan Territorial de Emergencias de Castilla-La Mancha (PLATECAM) en fase de emergencia nivel 1, el presidente de la región, Emiliano García-Page, acompañado del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, se encuentran en el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) de la Dirección General de Protección Ciudadana realizando el seguimiento de la emergencia.

Igualmente, se ha activado el camión de comunicaciones de la Dirección General para que se desplace al lugar del suceso y se constituya en sede del Puesto de Mando Avanzado.