Renta fija

España coloca 3.000 millones en bonos a 50 años al 3,49%

Ha colocado 3.000 millones de euros en bonos a 50 años con una rentabilidad del 3,49%. En la colocación han participado seis entidades con una demanda superior a los 10.000 millones.

Rosa Sánchez Yebra, directora general del Tesoro.
Rosa Sánchez Yebra, directora general del Tesoro.

La ventana de liquidez abierta en las últimas horas ante la mejora de las condiciones del mercado ha sido aprovechada no solo por las empresas sino también por el Tesoro. El organismo que dirige Rosa María Sánchez-Yebra ha decidido seguir los pasos de Bélgica y Francia y ha colocado 3.000 millones de euros en bonos a 50 años con una rentabilidad del 3,49%. La primera vez que España vendió papel a tan largo plazo fue en septiembre de 2014. En aquella ocasión la emisión se limitó a 1.000 millones con una rentabilidad del 4%.

Si significativa ha sido la colocación mayor ha resultado la demanda, que según el Ministerio de Economía ha alcanzado los 10.436 millones. Esto ha llevado al Tesoro a contar hasta seis entidades colocadoras (Barclays, BNPP, Caixabank, Citi, Santander y Socété Générale) frente a las dos de hace año y medio. "La evada demanda ha permitido al Tesoro asignar emisión entre inversores de muy alta calidad y de una tipología diversificada tanto por clase de inversor como por zonas geográfica", señala la nota. En total, la colocación se ha efectuado entre 302 cuentas inversoras. 

A los inversores extranjeros, principales destinatarios de la colocación, parece que no les importa en exceso la incertidumbre política de España después de que las formaciones políticas hayan sido incapaces de alcanzar un acuerdo para la formación de Gobierno y ven el programa de compras del BCE el principal salvavidas. Por nacionalidades destacan los residentes en Alemania, Austria y Suiza que han participado con el 26,59% de la emisión, seguido del Reino Unido e Irlanda (22,59%), EE UU y Canadá (16,36%) y Francia e Italia (6,03%). En el siguiente escalón se encontrarían los países escandinavos (3,65%) y el resto de Europa (6,79%). Los inversores asiáticos y de Oriente Medio han limitado su participación al 1,31% de la emisión.

En lo que a tipología de inversor se refiere el primer puesto lo ocupan las gestoras de los fondos de inversión (38,27%) así como los fondos de pensiones y compañías aseguradoras (30,54%).

Desde el comienzo del año el Tesoro Público ha captado 49.700 millones de euros a medio y largo plazo, un 45,3% de la previsión para el conjunto de 2016 (125.300 millones). El Gobierno, pese a estar en funciones, se propone ahorrar todos los intereses posibles en la deuda. Asimismo, la vida media de la deuda del Estado en circulación se sitúa en 6,87, superando el máximo anterior de 2007, mientras que el coste medio de la cartera de valores se sitúa en el 3%.