Amazon estrena Video Direct presionando a YouTube y Netflix

Amazon estrena Video Direct presionando a YouTube y Netflix

El vídeo en streaming sigue creciendo y Amazon quiere participar de esta 'guerra online' no sólo con Amazon Prime Video, que es donde estará disponible el nuevo programa de Jeremy Clarkson alternativo a Top Gear, sino también con su nueva plataforma Amazon Video Direct. Con esta plataforma, que nutrirá la primera que mencionábamos, los usuarios de la misma podrán colgar sus propios vídeos y crear canales de un modo similar al que actualmente se hace en YouTube, pero con algunas de las particularidades en las que Amazon Prime Video y Netflix ya coinciden.

Amazon Video Direct es una nueva forma de competir con YouTube, pero manteniéndose fiel a la filosofía al estilo Netflix

Según palabras de Jeff Bezos, CEO de Amazon, esta nueva plataforma está más enfocada a estudios y creadores independientes establecidos que al usuario común, el foco de YouTube actualmente. Pero del mismo modo, también Amazon va a ofrecer a los creadores de contenidos toda la métrica y analítica de audiencia necesaria para potenciar su visibilidad y adaptar los contenidos en función de la audiencia.

Amazon estrena Video Direct presionando a YouTube y Netflix

Lo que de momento no tienen en Amazon, y de lo que sí puede presumir YouTube -de Google- es de creadores de alta relevancia. No obstante, arrancando en Estados Unidos y algunos otros pocos países seleccionados como Reino Unido, Amazon pretende avanzar en este sentido gracias a la popularidad que le ha dado la compra de Twitch en el campo del vídeo en streaming, y la popularidad que próximamente le dará Drive Tribe -el programa de Jeremy Clarkson- en favor de Amazon Prime Video.

Recientemente, uno de los movimientos más importantes de Amazon en el campo del vídeo en streaming fue 'divorciar' el conjunto de sus servicios premium de Prime Video, la división que se encarga de la distribución únicamente de vídeo. Ahora, desde hace apenas unas semanas, es posible pagar la suscripción mensual correspondiente únicamente al servicio de vídeo en streaming, y ya no es necesario pagar por el conjunto que incluía también música en streaming, libros y bonificaciones en el precio de los envíos de mercancía.

Normas