Liquidación de la filial de BPA

Banco Madrid solicita al juez iniciar ya el pago a acreedores para agilizar su liquidación

Los gestores solicitan al juez que le permita adelantar ya al menos el 5% de la deuda

Vall Banc abre hoy liberando a la clientela atrapada de BPA

Sede de Banco Madrid.
Sede de Banco Madrid.

La liquidación de Banco Madrid entró en una fase decisiva el pasado 22 de abril con la venta de su gestora, el activo más preciado que le restaba, que fue adjudicado a Trea por 16,5 millones de euros.

Tal fue la importancia de la operación que apenas unas semanas después, y sin haber concluido el proceso de venta del resto de activos, los gestores de la filial española de Banca Privada de Andorra (BPA) han solicitado al juez comenzar a hacer frente ya a los acreedores.

Así lo comunicó ayer la administración concursal de Banco Madrid, integrada por Legal y Económico Administradores Concursales, Data Concursal y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT).

Los administradores han deducido previamente de los ingresos obtenidos hasta la fecha los fondos necesarios para hacer frente a los créditos contra la masa (aquellos costes producidos desde la declaración del concurso de acreedores); a los créditos privilegiados (los pagos pendientes a administraciones públicas, Agencia Tributaria y empleados de la entidad), así como a los afectados por el denominado “derecho de separación” (cuyos activos no pueden usarse para pagar a los acreedores) y otras contingencias.

A partir de ahí, “siempre en función de la liquidez de que se disponga”, los administradores concursales solicitan al magistrado afrontar ya el pago de al menos el 5% de los créditos concursales (las deudas contraídas antes de la fecha del concurso).

De aceptar el juez esta excepcional petición, los clientes del banco serían los principales beneficiados, pues después de que el Fondo de Garantía de Depósitos –que también cobraría en este turno– les adelantara hasta 100.000 euros por persona, quienes tuvieran cuentas más voluminosas podrían comenzar a cobrar.

A falta de culminar la venta de los últimos lotes de inmuebles del banco, cuando se sabrá qué porcentaje de la deuda total podrá abonarse, esta operativa permitiría acelerar el proceso de liquidación de la entidad.

Banco Madrid, filial de Banca Privada de Andorra (BPA) fue intervenida por el Banco de España en marzo de 2015 ante la sospecha de que blanqueaba capitales y fue declarada en concurso ante la posterior fuga de sus clientes.

  • Vall Banc abre hoy

En paralelo, unos 28.000 clientes de su matriz, la andorrana BPA, verán liberadas hoy sus cuentas, tras 14 meses de bloqueo, con la apertura de Vall Banc. Esta nueva entidad, adquirida por el fondo J.C. Flowers, ha recibido en las últimas semanas los activos fuera de sospecha de BPA, firma investigada por blanqueo de capitales.