Telecomunicaciones

El empleo de las telecos baja en 21.000 personas desde el inicio de la crisis

Cierra el ejercicio de 2015 en mínimos de la serie histórica que realiza la CNMC

El empleo sumaba 60.214 puestos de trabajo a final de 2015, la menor cifra de la serie histórica que realiza el regulador

Varios visitantes utilizan sus dispositivos móviles durante el pasado MWC de Barcelona.
Varios visitantes utilizan sus dispositivos móviles durante el pasado MWC de Barcelona. Efe

El empleo en el sector de las telecos ha vivido malos tiempos en el mercado español. Desde 2008, coincidiendo con el agravamiento de la crisis económica en España, y hasta el término de 2015, la reducción de puestos de trabajo en esta industria ha afectado a más de 21.000 personas, según las estimaciones de la CNMC, en torno a un 26% del total. En 2008, las plantillas totales en el sector superaban las 81.000 personas.

Según el informe correspondiente al cuarto trimestre de 2015 de la CNMC, al cierre de ese ejercicio había un total de 60.214 empleos en la industria. Es el número más bajo de toda la serie histórica llevada a cabo por las autoridades reguladoras (la CMT primero y la CNMC después) en sus informes trimestrales desde principios de 2005. La cifra total podría ser ligeramente superior cuando el regulador presente su informe anual, si bien también supondrá un nuevo mínimo histórico en esa serie.

La reducción del total de la plantilla del sector de las telecomunicaciones en el cuarto trimestre de 2015 ascendió a 435 empleos. Al cierre de septiembre, el número total de puestos de trabajo era de 60.649. Esta última reducción vino motivada, entre otros factores, por la salida a finales de noviembre y principios de diciembre de buena parte de los trabajadores que se acogieron voluntariamente al ERE puesto en marcha por Vodafone tras cerrar la integración de Ono. La teleco y los sindicatos UGT y STC alcanzaron un acuerdo en torno a un ERE, que afectó a 1.059 empleados (por debajo de los 1.297 anunciados inicialmente por la propia compañía). De ellos, en torno a 570 fueron bajas voluntarias.

La cuestión es que el recorte de empleo en el sector por los planes de ajuste de plantilla de las grandes operadoras va a continuar en los primeros meses de este año. Y es que durante el primer semestre de 2016 se contabilizarán el resto de los afectados por el ERE de Vodafone, así como las bajas de los planes voluntarios puestos en marcha por Orange, una vez cerrada la compra de Jazztel, y Telefónica. En total, estas nueva reducción podría superar los 4.000 empleados.

Así, Telefónica España recibió más de 3.600 adhesiones a la primera fase del Plan de Suspensión Individual de Contratos (PSI) para trabajadores con 53 años o más y una antigüedad de 15 años. La teleco indicó que la salida de la mayor parte de los empleados adheridos tuvo lugar el 1 de abril.

Orange, a su vez, puso fin a su plan voluntario de ajuste de empleo al que se acogieron 435 trabajadores, por debajo de los 496 previstos. La compañía señaló que ha avanzado en su plan de creación de 300 puestos de trabajo en los centros de atención al cliente de Oviedo y Guadalajara. A principios de abril aseguró que había contratado ya a 112 personas.

Caída casi libre de los ingresos del sector

En los últimos años, el sector de las telecomunicaciones se ha visto sacudido en España por el endurecimiento de la competencia y una inacabable guerra de tarifas tanto en la telefonía móvil como en la banda ancha. Esta carrera competitiva se ha visto agravada por la crisis económica y la contracción del consumo privado en España (los usuarios han optado por buscar las mejores ofertas), que han provocado una fuerte caída de los ingresos de las telecos.

Este escenario ha provocado una indudable pérdida de valor para el conjunto de las operadoras. Y es que el volumen de negocio del sector descendió un 31% entre 2008 y 2015, al pasar de 44.136 a 30.254 millones de euros.

De hecho, el sector ha sufrido duros descensos de ingresos en algunos ejercicios. Así, por ejemplo, en 2014, el volumen de negocio de la industria bajó un 5,9%, mientras que en 2012 y 2013, la bajada fue superior al 7% en cada uno de estos años.

Solo en el año 2015, y tras seis ejercicios consecutivos de descensos, la facturación total del sector de telecomunicaciones y del sector audiovisual rebotó un leve 0,48% en relación a 2014, según los datos publicados por la propia Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) en el informe correspondiente al cuarto trimestre del pasado año.