X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Entrevista »

Cedric de Fonclare: “Que una empresa esté barata no impide que pueda caer más”

Novartis, SAP, Bayer, Pandora o Johnson Matthey, valores favoritos del responsable de estrategia de Jupiter

Bajo las manos de Cedric de Fonclare está la estrategia de los fondos Jupiter. Con un volumen de activos totales bajo gestión de 45.600 millones de euros (al 30 de marzo), la firma británica está presente en nuestro país desde octubre de 2014 y es una de las favoritas entre los selectores de fondos. El producto favorito del inversor español es Jupiter Dynamic Bond.

Pregunta. ¿Cómo es su filosofía de gestión? ¿Cuáles son sus claves para batir a los índices?
Respuesta. Cuando las oportunidades escasean hay que ser selectivos. Adquirimos negocios que tienen calidad, con retornos de capital sostenidos y con generación de capital constante. Tenemos una cartera diversificada, de entre 50 y 60 valores de mediana y gran capitalización que rotamos cada cinco años.

Cuando analizamos el valor en libros de las empresas vemos que el 10% de las compañías que forman parte del MSCIEurope han elevado su cotización desde 2008, lo que las ha convertido en compañías caras. Intentamos ser disciplinados y comprar calidad a precios razonables, en función de las previsiones que esperamos a futuro. Invertimos buscando menor volatilidad que el mercado.

P. Pero ahora, tras las correcciones ¿hay compañías baratas?
R. Que una compañía esté barata no quiere decir que no pueda caer más. Por ejemplo, la empresa de electricidad de Alemania RWE, que se ha devaluado mucho. Hace diez años su capitalización bursátil era de 65.000 millones y ahora está en 6.000 millones. Cuando la empresa estaba en 20.000 millones también se decía que estaba barata y después se ha reducido aún más.

P. ¿Cuáles son las principales posiciones de su cartera?
P. Destacan, entre otras, las farmacéuticas Bayer, Novartis y Actelion; los bancos ING, Intesa Sanpaolo y UBS; las aseguradoras Allianz y Prudential; las tecnológicas ASML (microprocesadores), SAP (soluciones de software) o Johnson Matthey (especialistas en catalizadores para automoción); las telecos Vodafone, BT y Nokia. También forma parte la papelera Mondi, la compañía de nutrición Fresenius Care, la de bisutería Pandora y la publicitaria Publicis. Insisto en que hay que valorar también el peso que tienen frente a su índice.

P. ¿Y españoles? ¿Cuáles son sus apuestas?
R. Actualmente tenemos Amadeus y hasta hace poco tuvimos Banco Santander. También hemos estudiado otras compañías como Prosegur e Inditex.En España hay grandes negocios pero cotizan a precios altos.

P. ¿Cuál es su visión sobre las últimas salidas al parqué? Telepizza, Parques Reunidos, Dominion..
R. Históricamente, cuando las compañías salen a Bolsa están empujadas por los bancos de inversión, que las colocan cuando el mercado es propicio a levantar dinero fácil y no las ofrecen con ningún descuento. Intento ser bastante cauteloso con las salidas a Bolsa, esperar cómo se comportarán en los próximos cinco años.

P. ¿Qué tendencias pueden aportar más rentabilidad a la cartera?
R. Los factores demográficos, como el envejecimiento de la población, el aumento de la obesidad y la educación permanente, favorecen la apuesta por compañías como Actelion, Fresenius Medical o Pearson.

La innovación constante, el cloud computing, la automatización o las nuevas regulaciones beneficia a firmas como SAP, ASML o Continental (con una área de tecnología de automoción).
La globalización ha traído consigo el outsourcing y la necesidad de que empresas controlen la calidad de los trabajos subcontratados para que cumplan los estándares de la OCDE; la comida preparada y la proliferación de los viajes da oportunidades a compañías como Zodiac, Amadeus, IMC, Intertek y Sefran.

En medio ambiente, la escasez de agua, la contaminación del aire y la eficiencia energética aumentan la demandad de Infinenon o Johnson Mattey, líder en catalizadores para camiones.

P. La cartera tiene mucho sesgo británico. ¿Cómo podría afectarle un posible Brexit?
R. La salida de la UE de Reino Unido sería mala para todos los mercados, incluido el británico. Los analistas pronostican que la libra se devaluaría hasta situarse en los niveles del euro. Eso favorecería a las exportaciones y a la industria. Los sectores más perjudicados serían la construcción, la distribución y la banca. En la negociación estarían en peor posición que el resto de socios. Los inversores están siendo muy cautos a la hora de invertir en Reino Unido.

Archivado en:

Outbrain