Debut bursátil

Parques Reunidos, ¿interesa invertir por el dividendo o el crecimiento?

La compañía tiene demanda por más de 700 millones de euros, importe suficiente para salir a Bolsa el 29 de abril

El grupo se compromete a repartir en 2017 entre el 20% y el 30% de sus beneficios de este año

Una de las instalaciones de Parques Reunidos.
Una de las instalaciones de Parques Reunidos.

Los actuales dueños de Parques Reunidos han activado el botón de la salida a Bolsa de la compañía tras recibir el visto bueno a su folleto por parte de la CNMV. El gestor de parques temáticos y de ocio volverá al parqué el próximo 29 de abril, dos días después del estreno de Dominion y Telepizza, en la que será la mayor colocación en el mercado desde la de Aena.

Parques Reunidos ampliará capital por 525 millones, destinados a reducir su endeudamiento financiero. También colocará títulos de sus accionistas actuales, liderados por Arle Capital, con un 71,9%. La venta se dirige solo a inversores cualificados, los pequeños podrán comprar cuando comience a cotizar.

El número de acciones nuevas se modulará para lograr ese importe; si es al precio mínimo de 15,5 euros por acción, equivalente a una capitalización de 1.252 millones, serán 33,9 millones de títulos;si es al máximo de 20,5 euros (1.486 millones de euros), serán 25,6 millones de acciones. Deutsche Bank y Morgan Stanley, escoltados por BNP Paribas, Santander y Barclays, colocaron en poco más de una hora tras la aprobación del folleto el importe de la oferta básica y también de sus posibles ampliaciones.

Los actuales accionistas se desprenderán de entre 4,8 y 14,1 millones de títulos e ingresarán entre 74 y 264 millones de euros en función del precio.

85%

es el porcentaje de las ventas que logró Parques Reunidos en los meses de primavera y verano de su ejercicio fiscal de 2015.

74
millones de euros ingresarán como mínimo los actuales accionistas del grupo, entre los que destaca el fondo Arle. Como máximo, se embolsarán 264 millones.

525

millones de euros ingresará la compañía con la ampliación de capital.

La operación implicará una gran dilución de los actuales accionistas, que verán como su participación se sitúa en el 58%, si el precio se fija en la parte media de la banda de 18 euros por acción y solo se venden las acciones de la oferta inicial. Si la colocación se amplía por el 15% de la opción de sobreadjudicación (green shoe, en la jerga) se quedarían con un 41%. De esta forma, Arle pasará de controlar un 71,9% del capital al 32,3%, dos sociedades con sede en Luxemburgo –Vuvuzela 1 y 2– pasarán del 8,1% cada una, al 3,6% cada una. El exdirectivo Richard Golding reducirá su participación también hasta el 1,3%, desde el 3% actual, y el porcentaje de acciones que circulará libremente en Bolsa (free float) se situará en el 56%.

El PER (número de veces que el beneficio por acción está incluido en cada uno de los títulos) correspondiente a 2015, cuando registró un resultado neto de 20,1 millones de euros se situará entre las 62 veces, al precio mínimo, y las 75 al mínimo. El retorno al parqué, 13 años después de que fuera excluida por Advent Capital, que se hizo con la compañía por 170 millones en efectivo (a los que hay que sumar 70 millones de deuda), llega después de una infructuosa venta a otras firmas de capital riesgo el año pasado por parte de Arle Capital, que la compró en 2007 por 1.000 millones de euros.

Los actuales accionistas de Parques Reu­nidos han comprometido al éxito de la colocación en Bolsa la refinanciación de su deuda. Así, la empresa pasará de los 1.254 millones de deuda bruta que tenía a cierre de diciembre de 2015, y que incluía una emisión de bonos de 430 millones de dólares emitidos por una de sus filiales, a una línea de financiación de 575 millones dividida en dos tramos y denominada en dólares y en euros, y un préstamo flotante de 200 millones.

Con esta nueva financiación, la compañía reducirá sustancialmente el coste de su deuda, que pasará de los 78,1 millones del año pasado a 51,2 millones en 2016. Una refinanciación que incluye cláusulas de restricción de pago de dividendo, que estará vinculado a la ratio de endeudamiento sobre ebitda, de limitación para ampliar su endeudamiento, de realizar ciertas adquisiciones o activar algunas ventas. Parques Reunidos será la única de los tres próximos debuts en Bolsa que repartirá dividendo. Destinará entre el 20% y el 30% de sus ingresos a retribuir a los accionistas y su rentabilidad por dividendo rondará el 2%, como publicó el martes CincoDías. El porcentaje dependerá del precio final y del beneficio que obtenga este año. Abonará su primer dividendo en 2017, pero con cargo a los resultados de este ejercicio. Entre los riesgos que reconoce la compañía en su folleto se encuentra la alta estacionalidad de sus ingresos.

300 millones para reformas y nuevos proyectos

La salida a Bolsa de Parques Reunidos servirá para seguir potenciando su crecimiento. La compañía prevé destinar 104 millones de euros en los próximos tres años a novedades en su cartera actual de parques, como nuevas instalaciones.

También tiene previsto seguir realizando adquisiciones, para lo que ha fijado una partida de 85 millones, a la que suma otros 30 que estarán destinados al desarrollo de unidades de negocio situadas en centros comerciales –la primera se está construyendo ya en Murcia–. Parques Reunidos ha explicado que tiene el radar de compra unos 30 activos. Desde 2004 ha realizado 18 operaciones en las que ha invertido 1.000 millones de euros y entre las que están Faunia y Warner en España.

Además, la compañía tiene identificados 25 posibles proyectos de ampliación que requerirían una segunda entrada diferenciada en el parque de atracciones o un alojamiento, bien sea un hotel o un camping al lado de dicha instalación. El objetivo de Parques Reunidos pasa por destinar 25 millones al año y acometer entre dos y tres de estos proyectos cada año. En todo caso, el objetivo a medio plazo es situar su deuda neta respecto al beneficio bruto de explotación (ebitda) entre las 2 y las 2,5 veces. Tras la salida a Bolsa, esta ratio se colocará a menos de 3 veces. Entre las condiciones establecidas para el reparto de dividendos está que su apalancamiento no supere las 4,5 veces bajo la fórmula de deuda neta entre ebitda.


Parques Reunidos tiene en la actualidad 55 instalaciones repartidas en 12 países, de las que tienen en propiedad el terreno de 11 de ellas. El año pasado, el 36,1% de sus ingresos provino de la explotación de instalaciones de su propiedad.