Ni el Blu-Ray ni el DVD, ¿por qué el futuro de la televisión y el cine es Internet?

Ni el Blu-Ray ni el DVD, ¿por qué el futuro de la televisión y el cine es Internet?

No lo dicen las plataformas de vídeo en streaming, que son los mayores interesados, sino que es lo que están dictando los consumidores. En el IFA de China, hasta donde nos hemos desplazado, la compañía de investigación de mercados GFK ha mostrado la evolución de consumo de contenidos de vídeo tales como la propia televisión y el cine, contando en este punto con las películas y series. Y los datos apuntan con firmeza al entorno online, Internet, y concretamente el consumo desde televisores inteligentes que, evidentemente, cuentan con conexión a Internet ya sea por cable o por WiFi.

En tres años, el 80% del tráfico de Internet se usará para el consumo de vídeo

Hay un punto importante a tener en cuenta y es que el vídeo requiere de un tráfico de intercambio mayor que la fotografía o, sobre todo, el texto. Es decir, un único usuario genera mucho más tráfico por el consumo de un vídeo de un minuto, que por la visualización de un texto, o incluso una fotografía, durante el mismo tiempo. Y según esta importante agencia, de aquí a tan solo tres años el 80% del tráfico diario de Internet se utilizará para esto, el consumo de vídeo. Pero al mismo tiempo que se acelera el consumo de contenidos de vídeo por Internet, se ralentiza el de los formatos físicos tales como el Blu-Ray y el DVD, que están cediendo terreno a pasos agigantados.

Ni el Blu-Ray ni el DVD, ¿por qué el futuro de la televisión y el cine es Internet?

No sólo de streaming vive el Hombre, y desde GFK han mostrado interesantes datos sobre cómo el modelo EST también está tomando un éxito notable en el consumo. Este sistema consiste, básicamente, en la venta directa electrónia, es decir, la descarga digital del mismo contenido que ofrece un DVD, por ejemplo, y a un precio similar.

Los televisores inteligentes o Smart TV son la clave del consumo de vídeo por Internet

Si bien es cierto que se puede consumir vídeo online desde el ordenador, y que también los dispositivos móviles tales como tabletas y teléfonos inteligentes lo permiten, la clave en este asunto son los televisores inteligentes o Smart TV. Así lo han mostrado desde GFK, y sosteniendo que otro de los puntos clave es el desarrollo de los sistemas operativos que incorporan, así como todo el entorno de aplicaciones que facilitan el consumo de contenidos a través de la 'pequeña pantalla'.

España, que no es uno de los países que destaque aún en estos términos, cuenta aún con un 53,7% de televisores que no son 'inteligentes'. Por el momento, en nuestro país más de la mitad de los usuarios cuentan con uno de los 'antiguos' televisores sin conexión a Internet ni aplicaciones. Ahora bien, lo que sí tienen muchos de estos usuarios es un Chromecast, un Apple TV o cualquier otro homólogo que permite dotar de tal 'inteligencia' a televisores sin conexión a Internet. Frente a China, donde sólo un 20% (aproximadamente) son 'televisores no inteligentes', es evidente que en nuestro país vamos un importante paso por detrás.

Normas
Entra en El País para participar