Los coches de Tesla ya se pueden controlar desde la muñeca con una pulsera inteligente

Los coches de Tesla ya se pueden controlar desde la muñeca con una pulsera inteligente

Los coches eléctricos llevan años en el mercado y, sin embargo, gozan de mayor popularidad los híbridos por la sencilla razón de una autonomía mucho más convincente. Sin embargo, Tesla sí es capaz de ofrecer en sus modelos de propulsión eléctrica un nivel de autonomía equivalente a modelos de combustión interna. Y además, la firma encabezada por Elon Musk ha dado con la tecla en otros puntos, en el campo de la tecnología, apostando por la conducción autónoma gracias a su sistema AutoPilot o sencillamente incorporando un sistema de infoentretenimiento en la consola central con una pantalla táctil de grandes dimensiones, conexión a Internet y demás.

El Tesla Model S, el Model X y el Model 3 ya se pueden controlar desde la muñeca

Están llevando el liderazgo en cuanto a la implementación de nuevas tecnologías en los vehículos, y además lo están haciendo con lanzamientos simultáneos para todo su catálogo, porque tanto el Tesla Model X como el Tesla Model 3 incorporan el mismo despliegue de sensores y dispositivos que la berlina principal del fabricante. Y aprovechando todo este despliegue tecnológico, la firma ha anunciado una colaboración con la compañía de Redmond, Microsoft, que permitirá controlar sus coches, de forma remota, directamente desde la muñeca y a través de la pulsera inteligente Microsoft Band. 

Los coches de Tesla ya se pueden controlar desde la muñeca con una pulsera inteligente

Entre las funciones de control remoto de las Microsoft Band y Microsoft Band 2 para los coches de Tesla, desde ambas compañías han mostrado cómo se pueden encender y apagar las luces, apagar o encender el motor y, cómo no, abrir y cerrar las puertas. Funciones que, por otra parte, se suman a las que ya están disponibles desde el teléfono inteligente y que, por ejemplo, permiten aparcar el coche sin estar montado en él o pedirle, a distancia, que venga a la puerta de casa desde donde está aparcado.

Pero no es lo único que permite hacer el control remoto desde la muñeca, sino que además se han incluido las funciones correspondientes al sistema de recarga eléctrica del vehículo. Es decir, desde las pulseras inteligentes de Microsoft se puede también comprobar, sin necesidad de ir hasta el coche, cómo está avanzando el proceso de carga y en qué porcentaje está la batería. Además también se ofrece, en la misma aplicación, el tiempo restante de carga para que el vehículo esté completo.

Normas