Foro No Money

¿Cómo será un mundo sin dinero en efectivo?

La banca afronta la revolución de los pagos electrónicos

El foro 'No Money: el find el dinero en efectivo', organizado por EL PAÍS.
El foro 'No Money: el find el dinero en efectivo', organizado por EL PAÍS.

Monedas y billetes son ya una rareza en el día a día en Dinamarca. El 90% de la población cuenta ya con aplicaciones móviles para realizar pagos electrónicos, aceptados en 30.000 comercios y 3.000 firmas online.

 En apenas tres años desde la implementación generalizada de esta tecnología, tres de cada cuatro pagos se realizan ya de forma electrónica. Una revolución en el país nórdico que podría estar marcando el principio del fin del uso del dinero en efectivo.

Representantes de bancos, teleoperadoras, fabricantes de móviles, nuevas empresas financieras y tecnológicas, expertos e investigadores se han dado cita este lunes para analizar el fenómeno en el foro No Money, organizado por El País con el patrocinio de Santander y Vodafone y la colaboración de Iberia.

El ejemplo danés

Claus Bunkenborg, jefe del departamento de soluciones al cliente de Danske Bank, ha explicado que la aplicación móvil desarrollada por su banco, líder en el mercado danés, permite al ciudadano realizar pagos con su teléfono teniendo cuenta en cualquier banco y sin necesidad de pisar una oficina bancaria.

En solo tres años, la aplicación ha sido instalada en el 90% de terminales de Dinamarca. Solo Facebook está instalada en más móviles. "No hemos tenido ningún problema de seguridad, y son menos de las que tenemos con el uso de tarjetas físicas.

Solo la atención a las personas mayores, aduce Bunkenborg ha evitado que se prohíba totalmente el uso de dinero en efectivo en Dinamarca, pero la transformación ha sido total. "A principios de siglo teníamos 650 oficinas y ahora solo teneos 50", ha ilustrado.

El proceso, ha explicado, también ha requerido un nuevo modelo de trabajo pues semejante clase de innovación "era complicada" de abordar "dentro de la configuración tradicional del banco".

Por eso, su equipo desarrolla el proyecto "casi como una startup" dentro del banco, "libres de todas las normas y la burocracia tradicional del banco y esto permite insuflar esa innovación", ha asegurado.

El representante del banco danés también ha señalado que los pagos electrónicos son un paso más a la hora de evitar la economía sumergida porque todos los procesos son rastreables.

  •  El pago móvil

"En los estudios de mercado, los clientes nos dicen que saben que pagarán con el móvil. Es cuestión de pocos meses o pocos años", asume Blanca Echániz, directora de productos de Vodafone.

Echániz rehúsa calificar de "batalla", y prefiere hablar de "convivencia" entre los diferentes actores que se disputan este mercado. "Lo que necesitamos es que todos empujemos para que esto ocurra, los fabricantes, los bancos, los. operadores...", sostiene, exponiendo que "en España estamos especialmente preparados por la alta tasa de penetración de datáfonos contactless", unos 700.000, cerca del 70% del total, uno de los niveles más elevados de Europa junto a Reino Unido

"Estamos creando mercado y es bueno que haya competencia, fabricantes, bancos, o quién no lo son, como Google", apunta a su vez David Alonso, responsable de área de B2B de Samsung, que subraya que "la experiencia de usuario es clave".

Al final, asume Alonso, la clave para que el pago móvil triunfe es que permita "poder pagar en cualquier sitio, que sea sencillo y de forma segura". Y a partir de ahí se podrán incluir otro servicios como llevar en el móvil también la tarjeta de fidelización de distintos establecimientos, el abono de transportes o recibir promociones al instante por las operaciones que estemos realizando en cada momento.

  • Cierre de oficinas

"Toda nueva tecnologías tiene riesgos y oportunidades. Si el negocio se lo lleva otro, todos perderán, pero hay una oportunidad de mejorar la eficiencia de costes", asume la representante de Vodafone, que da por sentado que la banca dará cada vez más servicios online y menos presenciales en oficinas, lo que le permitirá reorganizar su amplia red.

Cuestionada sobre el reto que afronta el sector financiero y su temor a perder rentabilidad, Echániz ha advertido que "los bancos tienen que ver qué quiere el cliente, no qué es rentable, porque si no otra entidad se los dará" y el riesgo no será ganar menos sino "desaparecer".

  •  Transformación necesaria

"La banca tiene que transformarse si quiere sobrevivir. Le ha pasado a otros sectores como la música", expone el representante de Samsung que ve una oportunidad para el sector financiero de "hacer rentable un negocio que dejaba de serlo".

"Ya se están cerrando oficinas, a lo mejor no es cuestión de cerrarlas, es de transformarlas en un centro de servicios o de encuentro", opina Alonso que señala que en España hay bancos punteros en la transformación digital, y otros que no lo son tanto.

En este sentido, considera que el ser humano tiene resistencia al cambio y entiende que muchas entidades traten de aferrarse a un negocio que hasta ahora habían dominado.

  • Más competencia

La necesidad del sector financiero de abrirse y adaptarse ante la irrupción de nuevas empresas y servicios, defiende Jesús Pérez, presidente de Asociación Española de Fintech e Insurtech, provocará que la banca ofrezca "más productos y más baratos".

En esta revolución, eso sí, Pérez también aduce que "una parte de la estructura de los bancos va a tener que adaptarse" a que la distribución comience a pasar por el nudo online, por lo que habrá otro tipo de contacto con los clientes, a través de redes sociales en lugar de en las sucursales, ilustra.

  • Nuevo modelo de innovación

"Solo un 25% de las transacciones en Dinamarca se hacen en cash. Aquí es al revés. Y es un tremendo reto para la banca. Es tremendamente ineficiente", ha apuntado el responsable de Samsung, avanzando que la generación millennial demanda ya otro modelo.

Para el presidente de Asociación Española de Fintech e Insurtech hay también un cambio en el paradigma de la innovación. "Ni Facebook puede evitar Whatsapp, tiene que comprarlo", expone, avanzando que la banca española "en lugar de comprar un banco en EE UU o Turquía, tendrá que comprar una startup que esté en todo el mundo"

Los riesgos de las criptodivisas

Gianluca D´Antonio, presidente de ISMS Forum y Chief Information Security Officer de FCC, advierte que está tecnología de pagos digitales conlleva, sin embargo, diversos riesgos.

Uno de ellos, ha desarrollado, es la dependencia de la energía eléctrica y de la tecnología, pues será necesario tener un dispositivo móvil, cargado y conectado a internet para pagar cualquier cosa.

Para que una abuela le de la paga a un nieto, habrá que regalarle primero un teléfono móvil al niño, ha ilustrado, exponiendo que el ejemplo puede llevarse al comercio con un cualquier pueblo indígena.

Otra problemática es el uso de criptomonedas como bitcoins, por su anonimato. "Si hubieran salido los papeles de Panamá de bitcoins no nos hubiéramos enterado de nada", ya que los usuarios aparecen identificados solo con alias.

"Otro de los riesgos de hacerlo todo digital es que todo se puede reescribir. Si los libros los tienes en papel tienes que ir biblioteca a biblioteca sustituyéndolos", ha ilustrado.