Operaciones corporativas

Privalia pasa a manos de la francesa Vente Privee por 500 millones

Privalia pasa a manos de la francesa Vente Privee por 500 millones

La compañía española Privalia, especializada en la venta de stocks por internet y uno de los mayores operadores online en España, ha sido adquirida por su competidor francés Vente Privee, la empresa francesa que inventó en 2001 las ventas flash de ofertas por internet.

"Esta nueva etapa de nuestro desarrollo se inscribe en nuestra visión a largo plazo de la empresa", ha asegurado en un comunicado de prensa Jacques-Antoine Granjon, presidente y fundador de Vente-Privee.com.

Fuentes consultadas por CincoDías confirman que la compra está cerrada por cerca de 500 millones de euros. Una de las mayores operaciones de venta de una startup en España. Al parecer, la operación se comunicó ayer internamente a los empleados del grupo francés en París y a los de Privalia en Barcelona, y hoy está previsto que ambas compañías emitan un comunicado oficial.

Privalia fue fundada en 2006 por Lucas Carné y José Manuel Villanueva y, tras la venta de BuyVip a Amazon en 2010 por 70 millones de euros, era el único outlet online español que quedaba operando en el mercado en España como empresa independiente. Según las fuentes consultadas, ambos emprendedores continuarán al frente de Privalia durante un plazo de dos años. Privalia cuenta actualmente con una plantilla de más de 1.000 personas.

La compañía española, que cuenta con unos 28 millones de usuarios registrados, facturó 414,6 millones de euros en 2014, según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, frente a los 364,8 millones que había ingresado en 2013. Y tuvo unas pérdidas récord de 126 millones de euros por la desinversión que hizo en la alemana Dress for Less. Mientras, Vente Privee, liderada por su fundador Jacques-Antoine Granjon, y participada por Qatar Holding y Summit Partners, facturó 2.000 millones en 2015, un 17% más que en 2014.

El grupo Vente-privee.com se hace también con una participación mayoritaria en la sociedad Eboutic.ch en Suiza líder de su país (según vente-Privee), co-fundada en 2007 por Arthur Dauchez y Laure de Gennes, quienes siguen siendo los accionistas minoritarios del grupo Maüs Frères. Los fundadores se quedan a la cabeza de la compañía.

Privalia, que llevaba varios años en venta y que también ha sido cortejada para su compra por Showroomprive, está presente en Italia, México y Brasil, además de en España. Por su parte, la firma francesa opera en Reino Unido, Austria, Holanda, Alemania, Italia y Bélgica, además de en Francia y en España. La operación refuerza la posición de Vente Privée en estos dos últimos países y supone su entrada en Latinoamérica.

«El mercado europeo está altamente fragmentado y lo suficientemente maduro como para que estas operaciones tengan todo el sentido y una alta probabilidad de éxito. Con estas asociaciones vamos a ofrecer una experiencia mejorada y adaptada a cada uno de los mercados. Invertimos en un momento clave de desarrollo de mercado», precisa Jacques- Antoine Granjon.

Según indica La Vanguardia, las negociaciones iniciales se enfocaron a una venta por la que algunos inversores de Privalia hubieran recibido a cambio acciones de Vente Privée. Sin embargo, la operación se rediseñó y finalmente la empresa francesa habría comprado el 100% de Privalia y habría pagado en efectivo. La venta de la firma española supone la salida para los inversores que apostaron por ella desde el principio: los fondos General Atlantic (que a finales de 2014 tenía más de un tercio del accionariado), Sofina, Nauta Capital, Caixa Capital Risc, Highland, Insight e Index.

La operación, que supone una consolidación del mercado de las ventas flash en Europa, ha sorprendido después de las duras declaraciones vertidas por el fundador de Vente-Privee sobre Privalia a la que criticó por copiarles el negocio. En una entrevista a El País en 2011, Granjon aseguró que “es un corta-pega, una copia total de nosotros”. Con todo, la adquisición refuerza la posición de la compañía francesa en el ecommerce europeo, donde disputará el liderazgo a Zalando.

Privalia, que había estudiado tiempo atrás una salida a Bolsa, había logrado captar unos 200 millones de euros en varias rondas de financiación.

Algunos analistas creen que la compra tiene sentido "dada la madurez y fragmentación actual del mercado", pero califican de "excesivamente abultada" la cifra pagada, dado el estrecho margen de beneficio de la compañía. Los 500 millones que habrían acordado en la operación se aproximan a la valoración en Bolsa de otro competidor, la también francesa Showroomprive (casi 600 millones de euros).

Ahora queda por ver, tras la adquisición, si Vente-Privee (quien también compró hace unos meses la firma belga Vente Exclusive y habría comprado en los últimos días la plataforma de ventas flash suiza Eboutic) lleva a cabo algún proceso de reestructuración, ya que muchos puestos estarían duplicados. La facturación conjunta que alcanzaría Vente-Privée tras estas operaciones rondaría los 2.700 millones, según la publicación Ecommerce-news, a tiro de piedra de los 3.000 millones alcanzados por Zalando en 2015.