Retribución

La junta de Abertis aprueba subir el un 4,5% el dividendo en efectivo

El presidente de Abertis, Salvador Alemany.
El presidente de Abertis, Salvador Alemany. EFE

Abertis repartirá a sus accionistas un dividendo bruto en efectivo de 0,69 euros por acción a cuenta de los resultados del grupo de concesiones de 2015, lo que supone un incremento del 4,5% respecto a los 0,66 euros abonados el pasado año.

La compañía participada por Criteria CaixaHolding y OHL complementará esta remuneración en efectivo con su tradicional ampliación liberada, con la que repartirá entre sus accionistas una acción nueva por cada veinte antiguas.

Abertis ratificará este pago a los socios en la junta de accionistas convocada para este martes, a la que además propondrá el nombramiento de dos nuevos consejeros independientes.

Estos nombramientos se enmarcan en la reestructuración que la compañía está realizando en su consejo de administración con el fin de ajustarlo a los quince miembros en que ha fijado su composición y a los cambios registrados en su accionariado.

Entre los puntos del orden del día de la asamblea destaca la solicitud de autorización para, en su caso, emitir títulos de deuda por un importe máximo de 8.000 millones de euros en un plazo de cinco años.

La junta de este martes será la segunda que Abertis celebre tras la puesta en marcha de su nuevo plan estratégico centrado en el crecimiento internacional.

Abertis cuenta actualmente con una capacidad de inversión de 4.000 millones de euros, según indicó el grupo recientemente, con ocasión de la presentación de sus cuentas de 2015.

Además, la compañía contempla plantear la entrega del 8,2% del capital social con que cuenta en autocartera, valorado en 1.000 millones, como pago en eventuales operaciones de compra de nuevas autopistas.

En este sentido, la junta de Abertis tendrá lugar apenas diez días antes de que el próximo 22 de abril concluya el plazo con que la empresa cuenta para negociar la compra de una autopista de Italia, una operación con la que regresaría a este mercado.

En paralelo, el grupo analiza actualmente la compra de otras cinco autopistas, alguna de ellas en Norteamérica, un mercado estratégico en el que el grupo busca posicionarse desde hace años, si bien dejando por el momento al margen Estados Unidos.