Actividad financiera

Telefónica vuelve al mercado de deuda con una emisión de 2.750 millones

Los nuevos bonos emitidos por la operadora tendrán vencimientos a seis y diez años

La deuda a seis años tiene un cupón, por primera vez en la historia, por debajo del 1%

La demanda de los inversores supera los 7.000 millones

José María Álvarez-Pallete, nuevo presidente ejecutivo de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, nuevo presidente ejecutivo de Telefónica. REUTERS

Telefónica vuelve al mercado de deudaLa operadora ha emitido bonos por un importe total de 2.750 millones de euros dentro de su Programa Guaranteed Euro Programme for the Issuance of Debt Instruments (Programa EMTN), según ha indicado en un hecho relevante remitido a la CNMV.

La compañía ha querido aprovechar las buenas condiciones de mercado tras las medidas anunciadas por el BCE hace unas semanas, que ha situado los niveles de referencia (Mid-swaps) en mínimos históricos.

El coste final ha sido de Mid-swap más 65 puntos básicos en el seis años y Mid-swap más 95 puntos básicos en el 10 años. Ambos tramos se han conseguido colocar con importantes recortes sobre las indicaciones de precio iniciales de entre 15 y 20 puntos básicos, de forma que el precio final fijado supone una prima sobre secundario en torno a cinco puntos básicos.

En términos de cupón, el bono a seis años ha salido en 0,75% y el 10 años en 1,46%, siendo éstos los cupones más bajos en la historia de Telefónica para una emisión en euros a estos plazos. En el tramo del seis años el cupón es inferior a la barrera psicológica del 1% por primera vez en la historia y es casi un 50% inferior al cupón de la emisión lanzada en septiembre para el mismo plazo, que fue del 1,477%.

La operación ha sido muy bien acogida por los inversores institucionales, de forma que pese al elevado importe levantado, el libro de órdenes ha sido superior a 7.000 millones de euros que ha permitido que la emisión se haya sobresuscrito en más de 2,5 veces. En la operación se han recibido más de 600 órdenes, donde más del 85% corresponde a inversores internacionales.

De igual forma, se trata de la primera emisión de un bono senior de un compañía española en este año 2016.

Los bancos colocadores han sido Banca IMI, Barclays, BBVA, Calyon, Caixa, Mizuho, MUFG, SCH y SG.

Esta emisión se engloba dentro de la política de financiación llevada a cabo por Telefónica este año, acudiendo tanto a los mercados de préstamos como a los mercados de bonos, tanto convertibles como senior, con el objetivo de diversificar sus fuentes de financiación. La operadora ha captado financiación desde comienzos de año por importe de unos 5.000 millones de euros.

La operadora afronta este año vencimientos de deuda por un importe total de 12.953 millones de euros. De ellos, 9.341 millones corresponden a emisiones vivas; 7.826 millones a obligaciones y bonos, y otros 1.515 millones a pagarés y papel comercial. A su vez, los vencimientos por préstamos y otras deudas ascienden a 3.284 millones, por 328 millones de los instrumentos financieros.

A la conclusión de 2015, la liquidez de la compañía era de 19.100 millones de euros, de los que 5.500 millones eran tesorería y el resto líneas de crédito.

A lo largo de 2016, la empresa ha seguido con su actividad de captación de financiación. En marzo pasado, Telefónica emitió obligaciones referenciadas al precio de la acción con vencimiento en 2021, por un importe de 600 millones de euros. A su vez, Telefónica Deutschland cerró hace pocos días una línea de crédito de 750 millones de euros, con un periodo de vencimiento de cinco años, aunque prorrogable hasta 2026. La línea de crédito está encabezada por Commerzbank, BNP Paribas y UniCredit Bank, y cuenta con la participación de otras seis entidades financieras.

La nueva emisión coincide con un periodo de cambio en Telefónica. Y es que este viernes, el consejo de administración de la empresa nombrará a José María Álvarez-Pallete nuevo presidente ejecutivo en sustitución de César Alierta.