Gana 46.100 nuevos clientes entre enero y febrero pese a la crisis

Telefónica se hace fuerte en la banda ancha en Brasil en el arranque del año

La banda ancha en Brasil es una de las áreas estratégicas de la empresa

Logotipo de Vivo, marca comercial de Telefónica Brasil.
Logotipo de Vivo, marca comercial de Telefónica Brasil.

Telefónica parece haber encontrado en la banda ancha una de las vías de crecimiento en el mercado brasileño. Según las estimaciones del regulador Anatel, la operadora captó un total de 46.116 nuevos clientes en este segmento en los meses de enero y febrero, hasta alcanzar una cartera total de 7,37 millones de usuarios.

Con esta evolución, Telefónica Brasil consolida su segunda posición en el ranking, una vez cerrada la adquisición de GVT en la primavera del pasado año. Una transacción que permitió a la operadora española reforzarse en el ámbito de la banda ancha fuera del estado de Sao Paulo.

Telecom Américas, que agrupa las distintas divisiones de América Móvil en Brasil, captó también en torno a 48.000 nuevos usuarios y suma un total de 8,15 millones de clientes. De igual forma, entre las grandes compañías, Oi mantenía al cierre de febrero las mismas cifras que a la conclusión de 2015, con una cartera total de 6,37 millones de clientes de banda ancha. Otros grupos como BT, Algar, AT&T-Sky, Cabo o Telecom Italia tienen posiciones minoritarias.

El conjunto del mercado ha mantenido su avance en este periodo de tiempo pese al agravamiento de la crisis económica en el país. Así, Brasil ganó un total de 83.218 nuevos accesos de banda ancha entre enero y febrero, hasta cerrar este último mes con 25,56 millones de conexiones, según Anatel. Los denominados servicios de comunicaciones multimedia llegaban al 37,67% de los hogares.

Por tecnologías, el xDSL es mayoritario en el mercado brasileño con un 51,98% de las conexiones por delante del cable modem con el 32,45% de los accesos. La fibra supone el 5,15% de las líneas, con un total de 1,31 millones.

  • Retos para Pallete

En términos generales, Telefónica Brasil mantiene unos ambiciosos planes de inversión para acelerar los despliegues de las redes de móvil 3G y 4G y de fibra óptica. En su reciente día del inversor, la teleco anunció que el capex supondrá el 20% de los ingresos en 2016 y 2017, dependiendo de la situación económica. Solo para el ejercicio en curso, la inversión será de 8.700 millones de reales (unos 2.080 millones de euros).

En cualquier caso, Brasil va a ser una de las prioridades de José María Álvarez-Pallete, que este viernes va a asumir la presidencia ejecutiva de Telefónica en sustitución de César Alierta. En este contexto, el mercado ha empezado a hacer apuestas sobre cuáles pueden ser las futuras decisiones de Pallete y su equipo.

En un informe publicado esta semana, RBC Capital apuntaba que la empresa española tiene opciones de calado de cara a crecer en Brasil en la próxima década. Por un lado adquirir las participaciones de los minoritarios en Telefónica Brasil (el grupo español tiene en torno al 73% del capital). Por otro, la operadora tendría la opción de comprar Sky Brasil a AT&T.

En este último caso, RBC Capital apunta que la integración de Sky Brasil otorgaría a Telefónica unas sinergias de 8.000 millones de reales (unos 1.900 millones de euros), por debajo de las obtenidas por GVT. Estos analistas, que otorgan a Sky Brasil un valor de empresa de 4.083 millones de euros, creen que con la compra, Telefónica se aseguraría la salida de AT&T de Brasil.