Desde KPMG alertan del aumento de pensionistas y recorte de trabajadores
Los expertos piden celeridad para reformar las pensiones

Los expertos piden celeridad para reformar las pensiones

La Comisión del Pacto de Toledo ya tiene deberes para esta legislatura:elaborar un catálogo de recomendaciones para acometer la siguiente reforma de pensiones, que debería adecuar el sistema a la llegada de los pensionistas nacidos en el baby boom.

Varios expertos consultados por KPMG (hastad #retodemográfico) han puesto de manifiesto los problemas que vienen por este motivo y la urgencia de que los poderes políticos comiencen cuanto antes a trabajar para solventarlos.

“Una entrada en masa de pensionistas al sistema cuando se jubile la generación del baby boom será extraordinariamente desfavorable porque, de acuerdo con las estimaciones actuales, las cotizaciones a la Seguridad Social no serían suficientes para pagar las obligaciones asumidas” Esta es la opinión responsable de People Services, Compensación y Pensiones de KPMG, Jaime Sol.

Sol plantea que o bien se reforma el actual sistema para poder pagar todas estas pensiones, y esto conllevaría un recorte de sus cuantías, o “habrá que recurrir a otras vías de financiación , fundamentalmente impuestos para financiar las prestaciones”.

Si bien esto mantendría el problema del gasto público. De hecho, la economista experta en demografía y pensiones y profesora de la Universidad de Barcelona, Concepció Patxot, citada por KPMG, considera que los márgenes de actuación son limitados: “O se baja la pensión, reduciendo el coste, o se duplica (el ingreso por) la cotización aumentando los ingresos del sistema”.

Aunque esto último es poco probable, si continúa la tendencia de bajos salarios que rebajan las aportaciones medias de los trabajadores a la Seguridad Social. Además, Sol recuerda que España necesitaría volver a tener 20 millones de trabajadores para mantener el equilibrio de, al menos, dos cotizantes por cada pensionista. Y, sin embargo, a fecha de hoy la menguante tasa de natalidad abre una incógnita sobre si habrá suficientes trabajadores para hacer frente al pago de pensiones comprometidas en 10, 15 o 30 años.

En este sentido, el demógrafo del CSIC, Julio Pérez, precisa que aunque el problema pueda estar generado por la evolución demográfica, “la solución debe ser aportada por los poderes políticos”.

Por su parte, el economista experto en pensiones, José Antonio Herce, ha asegurado en un trabajo reciente para Funcas que, independientemente de si el sistema se mantiene de reparto o se hace de capitalización, la creciente esperanza de vida obligará a los políticos “a ir mucho más allá de las importantes reformas adoptadas en los últimos años”.