La operadora tiene vencimientos de deuda por 12.953 millones en 2016

Pallete toma el mando en Telefónica en otro año de fuerte actividad financiera

La teleco tiene una liquidez de 19.100 millones

José María Álvarez-Pallete, nuevo presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, nuevo presidente de Telefónica.

En los últimos cinco años, Telefónica ha movilizado financiación por más de 71.000 millones de euros. Ahora, con la llegada a la presidencia de la operadora de José María Álvarez-Pallete en sustitución de César Alierta, el trabajo en el departamento financiero de la teleco va a seguir siendo muy intenso.

En términos generales, Telefónica afronta vencimientos de deuda por un importe total de 12.953 millones de euros. De ellos, 9.341 millones corresponden a emisiones vivas; 7.826 millones a obligaciones y bonos, y otros 1.515 millones a pagarés y papel comercial. A su vez, los vencimientos por préstamos y otras deudas ascienden a 3.284 millones, por 328 millones de los instrumentos financieros.

Según señaló la agencia Moody’s, Telefónica continuará con la gestión de la liquidez, incluyendo la prefinanciación de los vencimientos. Estos analistas igualmente, creen que el grupo no experimentará ninguna tensión en la refinanciación en el periodo entre los próximos 12 y 18 meses, por el respaldo de su actual rating (Baa2) con una perspectiva estable.

Al cierre de 2015, la liquidez de la compañía era de 19.100 millones de euros, de los que 5.500 millones eran tesorería y el resto líneas de crédito.

La compañía ha continuado con su actividad de captación de financiación. El mes pasado, emitió obligaciones referenciadas al precio de la acción con vencimiento en 2021, por un importe de 600 millones de euros. Moody’s señaló que estos bonos contribuirán a rebajar el coste medio de la deuda por debajo del 4,69% registrado a final de 2015 (un 5,26% en 2014), y contribuirá a extender la vida media de las emisiones de deuda más allá de los 5,15 años.

  • Crédito en Alemania

En esta línea, Telefónica Deutschland cerró la pasada semana una línea de crédito de 750 millones de euros, con un periodo de vencimiento de cinco años, aunque prorrogable hasta 2026. La línea de crédito está encabezada por Commerzbank, BNP Paribas y UniCredit Bank, y cuenta con la participación de otras seis entidades financieras.

La teleco destacó que el acuerdo contribuye a diversificar sus fuentes de financiación, y defendió su fortaleza en los mercados de capitales. La operadora recordó, entre otros movimientos, las dos emisiones de bonos realizadas en 2013 y 2014 por un importe de 600 y 500 millones de euros, respectivamente.

Dentro de la actividad financiera, uno de los puntos claves será la venta de la filial británica O2 a Hutchison, que actualmente está siendo analizada por la Comisión Europea. La intención de Telefónica pasa por destinar la mayoría de los ingresos procedentes de la operación, más de 13.000 millones de euros, a reducir deuda. Su objetivo pasa por situar el ratio de deuda neta frente a ebitda por debajo de 2,35 veces, frente a los 2,91 veces con que cerró 2015.

La teleco está convencida de que Bruselas aprobará la venta. No obstante, de no ser así, Telefónica cuenta con alternativas como la posible venta de O2 a otro grupo interesado o bien su colocación en Bolsa.

De forma paralela, la operadora está trabajando en la posible colocación en Bolsa de Telxius, la nueva filial de infraestructuras que agrupa torres de telefonía móvil y cables submarinos. Telefónica prevé enviar este mes a la CNMV el folleto de la OPV de Telxius, que podría alcanzar un valor superior a 5.000 millones de euros.

Además, Telefónica puede emitir más deuda híbrida para complementar su estrategia de desapalancamiento y fortalecer su estructura de capital. Hasta el momento, la teleco ha colocado estos productos financieros por un importe de 5.500 millones de euros y, según Moody’s, tiene capacidad para emitir otros 5.000 millones más.

En términos generales, Telefónica volvió a registrar crecimiento en el flujo de caja operativo en 2015, con un incremento interanual orgánico del 1,9%. Una tendencia que prevé mantener.

La compañía trabaja en la junta de mayo

Telefónica ya ha empezado los preparativos para la próxima junta general de accionistas, que será presidida, por primera vez, por José María Álvarez-Pallete. Según fuentes del sector, la compañía maneja varias fechas, entre las que destaca el próximo 12 de mayo. Telefónica prevé enviar próximamente el hecho relevante a la CNMV con el orden del día.

La junta de accionistas deberá aprobar el dividendo anual. La propuesta del consejo es el pago de 0,75 euros por acción en efectivo, condicionado al cierre de la venta de O2. Además, y tal como sucedió el pasado año, el consejo ha propuesto a la junta la amortización de autocartera por un total del 1,5% del capital social, también condicionado al cierre de la venta de la citada O2.

Asimismo, la junta deberá aprobar la renovación de distintos miembros del consejo de administración.