El mercado da el visto bueno al relevo en la cúpula de la compañía

Las razones por las que sube Telefónica más cinco nuevos retos

La operadora sube hoy un en torno al 2% y toca los 10 euros por acción

Las razones por las que sube Telefónica más cinco nuevos retos

El mercado aplaude el relevo en la cúpula de la operadora.  Al menos, así lo reflejan sus acciones en Bolsa. La operadora avanza más del 2% en plena resaca tras el relevo en su presencia. Las acciones de la operadora avanzan hasta los 10,14 euros. Ayer, también vivió una sesión alcista, al revalorizarse un 1,5%. Es decir, un alza acumulada del 3,5% en dos días. Tras conocerse el cambio en la dirección, las casas de análisis han mantenido como estaban sus recomendaciones y los precios objetivos que tenían para la operadora española. ¿Por qué sube la acción?

1. Potencial de subida

El 52% de los analistas del consenso Bloomberg recomienda comprar acciones de Telefónica mientras que el 25% aconseja mantener y solo el 22% lo tiene en en vender. La subida de estas dos últimas jornadas le está permitiendo al valor recortar sus caídas en el año que hasta ayer eran del 4% y hoy son del 1%. El precio objetivo de Bloomberg está en 11,62 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 14% respecto a los precios actuales de cotización.

2. Continuidad en la estrategia

Aunque el nuevo presidente se enfrenta a importantes retos en su llegada a la dirección de Telefónica, la operadora lo está heciendo muy bien en Bolsa gracias a la estrategia de continuidad que llevará a cabo el nuevo presidente.

Desde Renta 4 señalan que la elección del Álvarez-Pallete ofrece confianza por un lado por su conocimiento de la empresa -ha pasado durante años por puestos de responsabilidad dentro de la operadora-, y lo que implica que, aunque ponga el foco en otra pata de crecimiento como es la apuesta digital, “la estrategia de la compañía no va a cambiar y será continuista”.

3. Apuesta digital

A juicio de los expertos, Pallete es aire fresco (pese a llevar 17 años en el grupo) y “el mercado le considera un digno sucesor para encarar un futuro orientado a la digitalización”, señala Felipe López-Gálvez desde SelfBank.

Retos

El mercado estará pendiente de los desafíos que afronta la compañía. Son al menos cinco.

1. Venta de O2

La venta de filial de Telefónica en el Reino Unido O2 al grupo inversor de Hong Kong Hutchison Whampoa por unos 14.000 millones de euros está siendo analizada actualmente por la Comisión Europea, cuya decisión se espera para el segundo trimestre. Se manejan varias fechas: el 22 de abril y el 19 de mayo. El departamento de análisis de Bankinter sostiene que esta operación “es clave” para la operadora, “puesto que de ella dependen cumplir con el dividendo por acción de 0,75 euros en efectivo y reducir la deuda para así eludir el riesgo de bajada de rating”.

2. Dividendo

El dividendo de Telefónica supone un driver para la acción, según los expertos. Y que el próximo pago se haga o no en efectivo depende de que culmine con éxito la operación de venta de O2. Según Bloomberg, la próxima retribución al accionista está prevista para el 13 de mayo por un importe de 0,40 euros brutos por acción.

3. Reducir la deuda financiera

Bankinter explica que el ratio deuda financiera neta sobre Oibda de la compañía aumentó de manera significativa en 2015 (hasta 4,8 veces desde 3,7 veces), “por lo que el cierre de la venta de O2 se torna incluso más necesaria para reducir este ratio hasta el entorno de 3 veces”.

4. Afianzarse en Latinoamérica

El debilitamiento de los mercados de Latinoamérica en los que Telefónica está presente, especialmente Brasil, requiere un esfuerzo para no perder cuota de mercado, teniendo en cuenta que de Sudamérica proceden el 56% de las ventas y solo de Brasil, el 28%. La firma Carax Alpha-Value señala que Brasil es un mercado que “el nuevo presidente conoce bien”.

5. Mantener la mejora operativa

Los retos principales a los que se enfrenta Álvarez-Pallete se centran en seguir mejorando el cambio de tendencia visto en sus diferentes mercados”, comentan en Carax Alpha-Value. En España se volvió a registrar un crecimiento en los últimos trimestres tras siete años de caídas constantes, al igual que en Alemania también se ha crecido y ha mejorado el nivel de Ebitda. Asimismo, también se ha visto una reciente mejora operativa en México, Colombia y Brasil.