En 2015 les recortaron 3.376 millones

Las petroleras “high yield” ven cerrarse el grifo de crédito

Variaciones en la masa crediticia de las petroleras 'high yield'

Nuevo contratiempo para petroleras high yield. El desplome de la cotización del petróleo ha causado estragos en unas compañías muy apalancadas llevando a una gran cantidad de ellas a una situación financiera muy delicada e incluso a la quiebra. Ahora, un análisis realizado por Bloomberg Intelligence (BI) muestra como grifo de financiación de este tipo de empresas podría verse reducida de forma notable, comprometiendo así aún más su situación.

“Muchas high yield del sector del petróleo y el gas natural confiaron en líneas de crédito revolving [en las que el banco se pone una cuantía a disposición del cliente que toma la parte que necesita] cuya base estaba determinada por sus reservas demostradas y su producción”, explica Spencer Cutter, analista senior de crédito de BI.

Esta apuesta proporcionaba una liquidez adicional a las compañías cuando los precios del oro negro escalaban a máximos, pero ahora, con una caída del 65% para el crudo desde entonces, se ha vuelto en su contra. Tampoco ayuda el hecho de que una importante cantidad de las reservas se encuentren paralizadas como consecuencia de la saturación del mercado situación que, además, se espera que vaya a peor. Según la información de la Agencia Internacional de la Energía, Estados Unidos se verá obligado a reducir su producción de crudo en 530.000 millones de barriles diarios.

“En enero y febrero la cotización del barril de petróleo se situó de media en los 32 dólares frente a los 98 billetes verdes que reflejaba en 2014, así que muchos inversores esperan ver importantes recortes en la base crediticia de las compañías más golpeadas”, apunta Cutter.

Pese a ello, existen recursos para mantener estable la línea de crédito. Eclipse Resources, por ejemplo, evitó el recorte por el bajo precio del petróleo y amplió su masa crediticia en 88 millones de euros adquiriendo activos por valor de 243 millones.

Otra de las recomendaciones del experto pasa porque las petroleras inviertan en transformar sus reservas de oro negro no desarrolladas, los yacimientos aún que necesitan una inyección de capital para comenzar a extraer el crudo, en reservas desarrolladas, listas para su funcionamiento sin costes adicionales. “Antero Resources, por ejemplo, incrementó su base en más de 443 millones a través de un incremento de reservas desarrolladas.

Si finalmente la reducción de crédito que los analistas prevén para 2016 se lleva a cabo, sería la segunda ronda de una criba iniciada en el ejercicio anterior. Entre septiembre y diciembre de 2015, los acreedores recortaron la masa crediticia de nada menos que 25 petroleras high yield, en ocasiones con reducciones de hasta el 50% del total, como fue el caso de New Source Energy Partners. En total, son 3.376 los millones a los que las petroleras no tienen acceso este año de una masa crediticia que en 2015 alcanzaba los 25.855 millones y que podría acabar siendo muy inferior a finales de 2016.