Un informe externo asegura que una posible demanda no prosperaría

Mapfre se resigna a no recuperar lo invertido en la OPV de Bankia

El presidente de Mapfre cree que tienen "nulas o escasisimas" posibilidades

Defiende el acuerdo de bancaseguros que mantienen con la entidad financiera

Antonio Huertas, presidente de Mapfre, en la junta general de accionistas de 2016.
Antonio Huertas, presidente de Mapfre, en la junta general de accionistas de 2016.

Mapfre cada vez ve más difícil llegar a recuperar los cerca de 250 millones de euros que invirtió en la salida a Bolsa de Bankia. El presidente de la aseguradora, Antonio Huertas, ha explicado durante la celebración de la Junta General de Accionistas que la compañía ha encargado asesores jurídicos externos un informe para evaluar las posibilidades que tienen de prosperar una demanda en los tribunales. Las conclusiones son desalentadoras. "Nos dicen que hay nulas o escasísimas posibilidades de que las demandas de inversores institucionales puedan prosperar; al menos en la situación actual", ha explicado Huertas.

La compañía de seguros lleva varios años analizando si les merece la pena acudir a la Justicia. La situación pareció cambiar cuando el Tribunal Supremo falló recientemente a favor de que Bankia devolviese a los clientes minoristas todo el dinero que invirtieron. Sin embargo, el Alto Tribunal hace una clara distinción en la situación de los clientes minoristas, que tan solo tenían el folleto de la OPV para informarse, y los clientes institucionales, como Mapfre, "que disponían de información adicional".

El presidente de Mapfre ha defendido que, a pesar del dinero perdido con la salida a Bolsa de Bankia, el acuerdo que mantienen para vender seguros a través de las oficinas del banco está siendo muy provechoso. La entidad aseguradora sigue manteniendo una inversión residual de nueve millones de euros en Bankia (sobre un volumen de activos de 27.000 millones de euros), debido a que algunos de los fondos en los que invierten están indexados al Ibex, un selectivo al que pertenece Bankia.

  • 31.000 millones de ingresos en 2018

Tras responder a los accionistas que han querido participar en la junta, Huertas ha dado los detalles del nuevo plan estratégico de la compañía, que abarca el trienio que va de 2016 a 2018. De acuerdo con este programa, Mapfre espera alcanzar 31.000 millones de euros en ingresos en tres años. Además repartirá entre el 50% y el 65% de sus beneficios entre los accionistas.

La compañía tiene previsto alcanzar un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) promedio de al menos el 11% al final de este periodo y colocar la rentabilidad por dividendo próxima al 5%.

A lo largo de su discurso, Huertas ha señalado que en estos tres años España seguirá siendo el principal aportador de resultados para Mapfre, ya que mostrará “robustos signos de rentabilidad” que mejorarán en este periodo de tiempo gracias a la recuperación económica. La previsión de crecimiento del PIB para 2016 es del 2,7%.

El presidente de Mapfre también ha defendido el negocio de la compañía en Brasil, país que augura volverá a la senda del crecimiento en 2017. “El negocio en Brasil es sólido y rentable y obtiene unos retornos de inversión muy elevados”, ha indicado.

  • El 40% de los directivos serán mujeres 

Durante su intervención, Antonio Huertas ha explicado el compromiso que la compañía mantiene con la igualdad de género y se ha comprometido que para 2018 el 40% de las personas con responsabilidades directivas en Mapfre serán mujeres.

El grupo Mapfre continuará con su política de contención de costes, que permitirá mantener el ratio de gastos en una media en el trienio inferior al 28% sobre las primas, y aprovechará el desarrollo de las diferentes iniciativas estratégicas para obtener un ahorro de costes de al menos 150 millones de euros.