Crece en 11 el número de hipermercados en siete años

Los súper alcanzan su mayor número de aperturas desde 2008

Interior de un establecimiento de Aldi.
Interior de un establecimiento de Aldi.

Las empresas de distribución de alimentación cerraron 2015 con 19.102 supermercados en España, con 575 locales más que en 2014, según datos aportados por la consultora Nielsen. Se trata del mayor crecimiento desde 2008.

En comparación con el número de supermercados que había en 2008, España cuenta con 2.400 establecimientos más. Todos los años desde entonces ha aumentado el parque de supermercados, siendo 2010 el de menor crecimiento, con solo 161 más.

Por contra, el número de hipermercados se ha visto más estancado. A cierre de 2015 había en España 452 hipermercados, apenas tres más que en 2014 y 11 más que en 2008. Gustavo Núñez, director de Nielsen en España y Portugal, explicó la semana pasada en la presentación del informe anual de la consultora sobre el gran consumo en España que “los hipermercados han sufrido mucho la crisis”.

En términos de facturación, los supermercados han crecido un 3,2%, frente a los hipermercados que lo hicieron un 0,2%. Sin embargo, esta subida se ha visto impulsada por las aperturas. A superficie constante, la subida ha sido del 0,5%.

El crecimiento que está teniendo la distribución organizada es en detrimento del comercio tradicional. Frente a los 2.400 supermercados más en los últimos siete años, los comercios han caído en 2.825, hasta los 23.055. Este hecho se ha producido por la creciente apuesta de los grandes distribuidores por los productos frescos, cuando hasta hace unos años era un terreno propiedad del comercio tradicional. En 2015, según el citado estudio de Nielsen en los frescos, el 54,5% de la facturación se la llevan los hipermercados y supermercados, con una subida de 1,2 puntos porcentuales respecto a un año antes. Pese a esto, el pasado año fue el de menor descenso en número de comercios tradicionales, con 38 establecimientos menos, lejos de la caída de 2010, cuando se perdieron 729, la mayor caída durante la crisis.

Por segmentos, el único producto en el que los supermercados e hipermercados no superan el 50% del mercado es en las panaderías. Según explica Nielsen, este hecho se produce debido al auge de los negocios de cadenas de cafeterías y panaderías.

El gran consumo vivió en 2015 su mejor año durante la crisis con un crecimiento del 1,7%. En términos comparables, fue el país en el que más subió respecto a los principales mercados europeos.