Renta 4 se retira ante el precio mínimo de 14 millones

Trea y Dunas pelean por la gestora de Banco Madrid

Fachada de la sede de Banco Madrid.
Fachada de la sede de Banco Madrid.

El proceso de liquidación de Banco Madrid alcanzó ayer un punto culminante con la recepción de las pujas por su gestora, uno de los activos más valiosos que le restan a la filial española de BPA. Renta 4, favorita para hacerse con ella, ha terminado descolgándose de una subasta en la que la administración concursal reclama al menos 14 millones de euros, lo que deja la pugna entre Trea Capital y Dunas Capital.

Después de meses de figurar como la favorita para hacerse con la gestora de fondos de Banco Madrid, Renta 4 ha terminado desmarcándose del proceso de subasta abierto por la administración concursal de la entidad en liquidación. El menguante interés comercial de la gestora, que ha ido perdiendo cartera en los últimos meses, junto con el precio mínimo marcado en el proceso de pujas, que concluyó ayer, ha limitado la pugna final a dos contendientes, Trea Capital y Dunas Capital.

Se trata de dos firmas independientes con ganas de crecer. Trea, con sede en Barcelona, gestiona ya 1.700 millones de euros incluyendo su reciente acuerdo para manejar la cartera del grupo cooperativo Cajamar. Con unos 600 millones, la portuguesa Dunas Capital busca consolidar su expansión por España de la mano de un nutrido grupo de socios procedentes de Banco Santander. Los planes de crecimiento de ambas pasan por hacerse con la plataforma de Banco Madrid, que conserva unos 812 millones de euros bajo gestión (660 millones de BMN y 152 más de fondos de su propia marca).

La administración concursal de Banco Madrid ha dado un valor a la gestora de entre 14.044.000 euros y 25.999.000 euros, con una puja mínima de 13,8 millones para participar en la subasta. El montante convierte esta adjudicación en uno de los hitos fundamentales de la liquidación a la que se sometió al banco después de que la sospecha de que blanqueaba capitales desatara el pánico entre sus clientes hace ahora un año.

Dedicada a la administración, representación, gestión de las inversiones, suscripciones y reembolsos de fondos y sociedades de inversión, Banco Madrid Gestión de Activos, SGIIC S. A. (BMGA) , la gestora de la filial de BPAen España, está localizada en la madrileña calle de Capitán Haya y cuenta con una plantilla que ha ido rebajándose hasta solo una decena de empleados. La firma, fundada en 1992, pasó a manos de Banco Madrid en 2003 que fue alimentándola hasta convertirla en una de las 15 principales gestoras del país tras hacerse con la gestión de los fondos de Liberbank y BMN.

Liberbank, sin embargo, que vendió su gestora de fondos a Banco Madrid en 2013 por 26 millones, llegó a un acuerdo a finales de 2015 para recomprarla la gestión del patrimonio de sus fondos por cerca de tres millones que han pasado a su nueva gestora. Liberbank Gestión maneja así unos 27 fondos por valor de 1.800 millones.

BMN, por su parte, que vendió la gestión de sus fondos a Banco Madrid en 2013 por 27,1 millones, renunció a tratar de recuperar sus 22 fondos (con unos 660 millones de patrimonio) pero negoció con la administración concursal dos puntos. Uno, reducir el contrato que le ata hasta 2032 a solo seis o siete años más y dos, la necesidad de vender la firma a un gestor de confianza. En concreto, según fuentes conocedoras de los términos, BMN pactó que el adjudicatario debía ser una gestora independiente, que ya maneje un patrimonio importante –se habló de más de 1.000 millones de euros– y con una demostrada tradición de rentabilidad y eficiencia.

La descripción, a priori, parecía un traje a medida para Renta 4, que el año pasado se convirtió en la gestora del grueso de fondos que habían quedado atrapados en Banco Madrid, con Cecabank como depositaria. Renta 4, sin embargo, ha terminado renunciando a pujar ahora por la plataforma.

Fuentes conocedoras del proceso apuntan a que Santander AM mostró su interés en un periodo inicial. Una portavoz de la gestora declinó hacer comentarios sobre esta información. Santander Securities Services ya se hizo con los planes de pensiones que la mutua PSN tenía en Banco Madrid.

Para Trea Capital y Dunas Capital se abre ahora el proceso final de la puja, en el que podrán mejorar sus ofertas a finales de este mes, y recibirán la notificación del vencedor el 22 de abril.

Clientes atrapados en BPA demandan a Andorra

Un nuevo frente judicial se cierne sobre Banca Privada de Andorra (BPA), la matriz de Banco Madrid en la que saltó hace un año el escándalo por una presunta trama de lavado de dinero negro del crimen que ha acabado con ambas entidades. Hasta ahora, de un lado estaba la Justicia del Principado, que investiga el supuesto servicio de blanqueo de capitales que la entidad habría prestado a mafias rusas, chinas, venezolanas o a un cártel mexicano del narcotráfico. De otro lado, los accionistas mayoritarios de la entidad, los hermanos Cierco, habían demandado a EEUUy a Andorra por la intervención de su entidad. Finalmente, ahora, más de 220 clientes de BPA, que contaban con 366 millones de euros en la entidad, acaban de demandar a Andorra al entender que las autoridades del país pirenaico actuaron de forma precipitada ante la denuncia por blanqueo que presentó EEUU causando un perjuicio al conjunto de su clientela al bloquear toda la operativa de la firma en lugar de actuar judicialmente sobre los sospechosos.

Además, denuncian, aunque la clientela ha podido sacar hasta 2.500 euros semanales de sus cuentas, que el capital invertido en fondos sigue atrapado y al albur del mercado a la espera de que, se prevé que este mes, Andorra venda a un tercero el negocio legítimo de BPA segregado ahora en Vall Banc. La demanda, interpuesta el miércoles según revelaron ayer desde el bufete Cremades & Calvo Sotelo, utiliza además un argumento que ya han esgrimido también los hermanos Cierco: que el hecho de que EEUUhaya retirado la alerta que pesaba sobre Andorra prueba que las sospechas difundidas no eran tan graves. Desde Andorra responden que fue su intervención de BPA la que ha calmado a Washington.