El ebitda de la filial creció un 87% en 2015

Cie Automotive condiciona la salida a Bolsa de Dominion a la situación del mercado

Antón Pradera, presidente de Cie Automotive.
Antón Pradera, presidente de Cie Automotive.

El grupo CIE Automotive ha reconocido en un hecho relevante remitido a la CNMV que está analizando distintas opciones estratégicas para su filial Global Dominion Access, entre las que estaría una eventual salida a Bolsa si se dan las condiciones del mercado óptimas.

La colocación en el parqué de la filial del grupo vasco, dedicado a la elaboración de componentes para la automoción, se situaba desde mediados del año pasado entre la lista de empresas que tanteaban acudir al parqué, si bien la volatilidad del mercado ha paralizado este tipo de operaciones en el arranque del año.

Dominion está especializada en la prestación de multiservicios y soluciones tecnológicas. El pasado mes de abril, CincoDías publicó que el grupo vasco estudiaba sacar a Bolsa su filial, de la que controla un 62,9%.

La empresa registró el pasado ejercicio una facturación de 525 millones de euros, un 79% más que en 2014, provocado por las adquisiciones de Beroa, Bilcan y Global Near. Además, elevó su ebitda un 8% e incrementó su ebit un 6%.

La filial genera el 58% de sus ventas en Europa, un 25% en América y el 17% restante en Asia y Oceanía, y por unidades de negocio, el segmento de soluciones logró un crecimiento anual del 96,9%, mientras que el de servicios se elevó un 70%. El grupo, en su presentación de cuentas de cierre de ejercicio 2015, precisó además que Dominion tenía una deuda financiera neta de 670 millones de euros a cierre, inferior a los 720 millones que tenía un año antes.

CIE Automotive se anotó en 2015 un resultado neto de 129 millones de euros, un 59% más que un año antes. El grupo elevó su facturación un 22%, hasta los 2.631 millones de euros, e incrementó su ebitda en un 26%, hasta los 365,5 millones. Unas cifras que la compañía justificó por la evolución de los márgenes en Europa y Nafta –Estados Unidos, Canadá y México–, y la mejora de los márgenes de las operaciones de Mahindra CIE, a pesar de la complicada situación en Brasil.