La compañía ganó el año pasado 99,4 millones de euros

Línea Directa: “La tormenta perfecta que se cierne sobre el seguro”

Los gastos subirán por el aumento de la siniestralidad y las mayores indemnizaciones

El 60% de las compañías está en pérdida técnica por el estrechamiento de márgenes

Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa Aseguradora.
Miguel Ángel Merino, consejero delegado de Línea Directa Aseguradora.

"Los seguros de coches se enfrentan a la tormenta perfecta". Así de apocalíptico se muestra el consejero delegado de Línea Directa Aseguradora, Miguel Ángel Merino, al analizar las perspectivas que afronta el sector para el presente ejercicio.

El escenario que le espera al principal negocio de la industria aseguradora es delicado, con ingresos menguantes y gastos crecientes. Este año será el primero en el que se aplica el nuevo baremo de indemnizaciones para víctimas de accidentes de tráfico, lo que restará 400 millones de beneficio al sector. Además, la entrada en vigor de la nueva normativa sobre capitalización -conocida como Solvencia II- va a suponer otros 250 millones adicionales.

"Además de los cambios normativos, el sector se enfrenta con un incremento de la siniestralidad, por el mayor uso del coche, y a una caída de los ingresos financieros, dados los bajos tipos de interés", explica Merino. Este difícil contexto ya se ha dejado sentir en 2015. El conjunto de aseguradoras de coches ha ganado 457 millones de euros (de acuerdo con una proyección realizada por Línea Directa), un 35% menos que el año anterior, y muy lejos de los 1.315 millones que obtenía el sector en 2007.

  • Beneficio en 2015

En este entorno, Línea Directa ha logrado mantener el tipo y seguir creciendo. La compañía, propiedad del Grupo Bankinter, logró en 2015 un beneficio neto de 99,4 millones de euros, un 5,7% más que en 2014, después de elevar su facturación el 4,5%, hasta 680 millones, y la del ramo de autos, el 2,8%, su primer incremento en cinco años.

Para su primer ejecutivo, Miguel Ángel Merino, las cuentas de 2015, son las mejores de los 20 años de historia de la compañía, y resaltó que Línea Directa ha crecido un 6,4% en número de clientes, hasta rozar los 2,4 millones.

El estrechamiento de márgenes en el ámbito de los seguros de automóviles va a provocar que muchas compañías entren en pérdidas. Actualmente, más del 60% de las aseguradoras del ramo de autos presenta un ratio combinado de más del 105%, lo que implica que están en pérdidas técnicas. En 2014 y 2015, los ingresos por operaciones financieras contribuyeron a maquillar los resultados, pero con los bajos tipos de interés esta fuente de ingresos también se ha agotado.

  • Subidas de precios

"La única vía que tiene el sector es aumentar las tarifas", explicó Merino. Durante 2015, la prima media cobrada en el ramo de automóviles registró su primera subida en más de una década (hasta los 345 euros), y la facturación global del sector creció un 1,7% tras siete años de caídas, "pero el ritmo de subida de precios es insuficiente para absorber el aumento de los gastos".

En el caso de Línea Directa, la compañía espera poder mantener constante sus tarifas. "Somos la aseguradora con un mayor colchón y tenemos capacidad para absorber los mayores gastos derivados del baremo o de Solvencia II. Si realizamos alguna subida serán muy selectivas", apuntó Merino.

La rentabilidad sobre fondos propios o ROE se situó en el 29,8 %, 6,1 puntos porcentuales más que el año anterior, al tiempo que la siniestralidad neta y el ratio combinado -que miden el peso de los siniestros y los gastos sobre las primas- bajaron a cotas históricas hasta el 66,4 % (1,1 puntos menos) y el 85,3 % (1,2 puntos menos).

El ramo de hogar también siguió creciendo en 2015, con un incremento del 20,5 % en primas, una facturación que supone cerca del 10 % de la compañía y un ratio combinado que por primera vez en la corta historia de este ramo, superó al del sector, situándose en el 87,9 % frente al 90,8 %.

  • Objetivos para 2016

Para 2016, la compañía tiene un objetivo muy claro: “crecer, crecer y crecer”, un 20% más en pólizas, hasta superar los 2,5 millones en cartera, elevar más del 6% su facturación por primas, y mantener uno de los beneficios antes de impuestos “más sobresalientes del sector”, que este año fue de 139 millones.

La estrategia pasa también por seguir estrechando los lazos con Bankinter, fomentar la venta cruzada de productos, “apostar por el coche eléctrico y consolidar las marcas Penélope y Nuez y lanzar otra campaña publicitaria”, para lo que seguirán contando con el periodista Matías Prats, “un excelente prescriptor”, explicó.

Preguntado por la posibilidad de hacer alguna compra para apoyar sus proyectos de crecimiento, Merino ha precisado que el objetivo es continuar su camino en solitario y que ese crecimiento siga siendo orgánico, como hasta ahora.