El socialista defiende su pacto con Ciudadanos

Sánchez y Rajoy se acusan de bloquear la situación política en España

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy
Pedro Sánchez y Mariano Rajoy

Cruce de acusaciones entre Pedro Sánchez y Mariano Rajoy. El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha dicho del líder del PP y presidente en funciones, Mariano Rajoy, que se ha convertido en un “tapón para la renovación y la regeneración del PP”. Rajoy, tras un duro discurso lleno de ataques contra el socialista, ha declarado "solemnemente inaugurada" la campaña electoral, dando a entender que habrá nuevos comicios.

Rajoy y Sánchez se acusan mutuamente de "bloquear el reloj de la democracia" y de "engañar a la cámara, al rey y al conjunto de los ciudadanos. .

En su cara a cara con Rajoy, Sánchez le ha pedido a Rajoy que haga una “reflexión” sobre su continuidad al frente del PP, desde el “máximo respeto a sus 122 diputados y sus siete millones de votantes”, ha subrayado.

Rajoy ha acusado al líder del PSOE de montar un “bluf” durante un mes y “teatralizar” un acuerdo con Ciudadanos con el único objetivo de garantizarse su supervivencia política y hacer ya campaña para las próximas elecciones generales. Ha ironizado diciendo que se ha querido presentar ese acuerdo como una suerte de pacto de “los Toros de Guisando” y como un texto “que hasta los niños estudiarán en las escuelas”.

Para Rajoy, Sánchez ha gastado un mes repartiendo promesas y esperanzas “con las manos vacías”, actuando como un “rigodón” que cada poco tiempo cambia de pareja y haciendo “teatro”.

"Estamos ante un programa ruinoso para la economía", ha dicho Rajoy.

  • Sánchez acusa a Rajoy de "escabullirse"

Pedro Sánchez, por su parte, ha sostenido que el “mayor fracaso” de Mariano Rajoy fue “renunciar” y “escabullirse” a formar Gobierno y le ha acusado de “faltar al respeto a siete millones de españoles

Nada más subir a la tribuna, Sánchez ha afeado a Rajoy el tono de “falta de respeto” de su intervención: “Escuchándole me reafirmo en la necesidad de cambiar el gobierno en el fondo y la forma”, le ha espetado.

El candidato socialista ha acusado a Rajoy de haber llevado a cabo una política de “imposición y soberbia” y le echó en cara que hubiera renunciado a l “responsabilidad” de presentarse a la investidura. “Le dijo 'no' al Jefe del Estado” y “bloqueó el reloj de la democracia”, espetó a Rajoy a quien acusó también de “faltar el respeto” a los españoles.

El líder del PSOE ha pedido a Rajoy que no critique a quienes han “puesto en marcha el reloj de la democracia” y han dado “ejemplo de valentía y coraje” y ha calificado de “frívola” su “voluntad de cambio y de acuerdo”.