El pasado 28 de enero aprobaron su constitución

Servired y 4B crean grupos de trabajo para llevar a cabo su fusión

Una persona sacando dinero de un cajero de Bankia
Una persona sacando dinero de un cajero de Bankia

Los dos sistemas de pago más conocidos en España, Servired y 4B, han vuelto a retomar su proyecto de fusión paralizado hace un lustro. Las negociaciones son aún incipientes, pero parece que el objetivo es acelerar esta iniciativa. De momento, el 28 de enero se crearon ya los grupos de trabajo para llevar a cabo esta operación y la semana pasada se avanzó en el proyecto. Según fuentes consultadas, “esta operación tiene ahora más sentido que en 2008”.

No es un proyecto nuevo, pero parece que ahora tiene aún más lógica que hace algo más de un lustro. Servired y 4B iniciaron conversaciones para su fusión en 2008, aunque estas se vieron frustradas por la entonces Comisión Nacional de la Competencia (CNC) unos años después, concretamente en 2011.

Los dos sistemas de medios de pago en los que se encuentran las principales entidades financieras, han decidido retomar su proyecto con el objetivo de crear un solo sistema que sea más competitivo. A favor tienen al Banco de España, al Banco Central Europeo y a la Comisión Europea, todas partidarias de la existencia de un solo sistema de pagos. De hecho, estos tres organismos también están promoviendo la creación de una única plataforma de pagos instantáneos por móvil en el país, que podría comenzar a operar este verano, aunque inicialmente solo sería utilizada por las principales entidades financieras.

Todas las fuentes financieras consultadas aseguran que una vez que cada entidad ha fijado su propia estrategia, política de comisiones para los clientes ajenos a la entidad cuando sacan dinero de los cajeros, y nuevas alianzas que no tienen en cuenta el sistema de pagos al que está asociado “ya no tiene sentido mantener las dos plataformas”.

El pasado 28 de enero los consejos de Servired y de 4B ya aprobaron la creación y designaron los grupos de trabajo para avanzar en el proyecto. Por parte de Servired están en este grupo las principales entidades, y por 4B Santander, Popular y Banca March. Fuera del grupo de estudio queda ING Direct.

En Servired se sientan CaixaBank, BBVA, Bankia, Sabadell, Bankinter y Deutsche Bank, entre otras entidades. Fuentes conocedoras de las negociaciones aseguran que en esta ocasión también se ha propuesto la entrada de Euro 6000 con el objetivo de crear un único sistema de pagos, como existe en el resto de Europa. Fuentes de la red de cajeros dominada por las antiguas cajas de ahorros medianas aseguran, sin embargo, que no están en este proyecto, entre otras razones porque consideran que la existencia de Euro 6000 sí tiene sentido al ser “una auténtica red de cajeros que funciona como tal”.

Uno de los escollos con los que se encontró en el pasado la fusión de Servired y 4B fue la negativa de Competencia a aprobar su fusión ya que mermaba la competencia en el sistema. Ahora tras la nueva política de comisiones de los cajeros puede que haga cambiar el dictamen de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV).