Los inversores se refugian en activos más conservadores

Los fondos de inversión pierden 2.700 millones en febrero

Evolución del patrimonio en el mercado de fondos en España Ampliar foto

Los continuos vaivenes en el precio del petróleo, la incertidumbre sobre la pérdida de tracción de la economía estadounidense y las dudas que está generando el sector financiero sobre su solvencia y capacidad para generar beneficios siguen incidiendo negativamente en los mercados, donde las ventas continúan siendo el recurso más utilizado por los inversores. La renta fija se configura como un buen refugio para los más conservadores, que huyen de la renta variable para quedar libres de riesgos, lo que afecta, indirectamente, al patrimonio gestionado por la industria de inversión colectiva. Durante el mes de febrero, la caída patrimonial en esta industria se han situado en los 2.740 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,3% respecto al mes anterior.

Según se desprende del adelanto mensual de Imantia Capital, con este retroceso, el patrimonio total gestionado alcanza los 214.500 milllones de euros, un 3,5% por debajo de los niveles de 2015. Desde que comenzó el año, esta industria ha cedido más de 7.700 millones perdiendo así todo lo ganado en el último trimestre de 2015, justo antes de que se desatara una de las peores rachas para el Ibex 35, que acumula un descenso del 11,35%.

Bankinter es la única en sumar 80 millones en fondos

Pese a que las pérdidas patrimoniales han golpeado a casi todas las categorías de fondos, las ligadas a Bolsa han sido, sin duda, la más perjudicadas. En este sentido, los fondos mixtos y de renta variable, que conllevan un mayor riesgo, han perdido 2.500 millones en febrero, una caída muy superior a la de otras categorías de fondos más conservadores, que han salido beneficiadas de las turbulencias del mercado. Así, las familias de renta fija han continuado siendo las únicas capaces de atraer suscripciones netas. Con estas, los fondos monetarios han sumado 600 millones de euros y los de renta fija duración, 80 millones. No obstante, los de esta última categoría a corto plazo han registrado caídas por valor de 20 millones de euros.

Y es que los continuos desplomes en el selectivo español, que ha vuelto a cerrar un mes en negativo, solo han dejado lugar para los inversores más atrevidos, mientras el resto sigue huyendo en busca de opciones más conservadoras que entrañen menores riesgos. Con ello, las grandes gestoras españolas firman febrero en negativo a excepción de Bankinter, que suma 80 millones de euros, y Unicaja e Ibercaja, que mantienen las mismas cifras del pasado mes de enero. Este crecimiento se ha debido, fundamentalmente, al aumento en productos de renta fija, que crecen un 6,1% en el caso de Bankinter y un 21,8% en Unicaja, entidad que también destaca por ser la única en no sufrir caídas en los productos de riesgo, que aumentan un 0,7%, frente a los descensos generalizadas de esta categoría en el resto de entidades.

En este escenario, la familia de fondos monetarios parece ser la única rentable para el conjunto de las entidades, ya que todas logran en esta categoría signo positivo, aumentando un 6,5% en el conjunto del mes.

Pese a ello, las continuas caídas en los mercados financieros siguen sin ayudar a la rentabilidad de estas entidades, pues todas las categorías de fondos vuelven a cerrar febrero con rentabilidades negativas, a excepción de los inmobiliarios, que se encuentran en proceso de liquidación. Estos retrocesos van desde el ligero descenso en los fondos monetarios, que se dejan un 0,02%, hasta la caída del 2,28% en la rentabilidad de los fondos de inversión libre, como consecuencia de su exposición directa a los activos bursátiles. Para el conjunto de la industria, el deterioro promedio del mes de febrero es del 0,57%, lo que sitúa el descenso acumulado en el 2,56% en lo que va de año.