La operadora española cierra el ejercicio de 2015 en el 4,69%
José María Álvarez-Pallete y César Alierta.
José María Álvarez-Pallete y César Alierta.

Telefónica sitúa el coste efectivo de la deuda cerca de mínimos históricos

Los gastos financieros fueron de 2.851 millones en 2015, un 7,1% menos

Telefónica paga por su deuda uno de los menores tipos de interés de su historia. Según el informe de las cuentas del año 2015, publicadas el pasado viernes, el coste efectivo de la deuda de la operadora a la conclusión del ejercicio se situó en el 4,69%, excluyendo las diferencias de cambio y el impacto positivo de la desinversión en Telecom Italia.

La cota es 57 puntos básicos inferior a la registrada a la conclusión del ejercicio de 2014. De hecho, el coste efectivo de la deuda de Telefónica no se situaba por debajo del 5% desde el año 2011, cuando bajó hasta el 4,91%.

Los gastos financieros netos en 2015 ascendieron a 2.581 millones de euros, un 7,1% inferiores al año anterior. De excluir las diferencias por la adopción del nuevo tipo de cambio del bolívar venezolano, se situarían en 1.961 millones, con una mejora del 21,2% (528 millones). Entre otros motivos, Telefónica destacó el menor coste de la deuda en euros (146 millones), apalancado en la reducción de la deuda a tipos fijos y en la captura de la caída de los tipos cortos, y por la desinversión de la totalidad de la participación accionarial en Telecom Italia (404 millones).

Telefónica recordó que sus costes financieros están expuestos a las oscilaciones de los tipos de interés. En 2015, los tipos de corto plazo con mayor volumen de deuda de Telefónica expuesta a ellos fueron el Euribor, la tasa SELIC brasileña, el Libor del dólar y la libra, el UDI mexicano y la UVR colombiana.

La operadora indicó que, en términos nominales a 31 de diciembre de 2015, el 49,1% de su deuda neta (o el 58% de la deuda neta a largo plazo) tenía su tipo fijado por un periodo superior a un año comparado con el 70% de la deuda neta (70% de la deuda neta a largo plazo) que había en 2014. Del 50,9% restante (deuda neta a flotante o a tipo fijo con vencimiento menor a un año), cuatro puntos porcentuales tenían el tipo de interés acotado por un plazo superior a un año (o el 2% de la deuda neta a largo plazo), mientras que a 31 de diciembre de 2014 estaba acotado 10 puntos porcentuales de la deuda neta a flotante o a tipo fijo con vencimiento inferior a un año (3% de la deuda neta a largo plazo).

Los pagos de intereses en 2015 rondaron los 2.410 millones de euros, un 3,8% menos interanual a pesar del incremento de la deuda promedio, del 6,5%. Telefónica destacó que los pagos financieros netos representan el 4,8% de la deuda neta media en el año.

La deuda neta se situó en 49.921 millones de euros a final de 2015, con un aumento de 4.834 millones, y un ratio de apalancamiento de 2,91 veces. La empresa tiene comprometido rebajar este ratio hasta 2,38 veces con la venta de la filial británica O2 para reducirla posteriormente por debajo de 2,35 veces.

La operadora, además, ha continuado reduciendo la dependencia de los bancos. Al cierre de 2015, la deuda con entidades financieras suponía el 16% del total, por debajo del 17% de 2014. A principios de ese año, era superior al 20%. A su vez, los bonos y papel comercial suponían el 84% del total al cierre del diciembre, frente al 81% de la misma fecha de 2014 (en marzo de ese año, suponían el 75% del total).

La teleco llevó a cabo una intensa actividad de financiación en 2015 hasta alcanzar los 18.000 millones de euros. Un 26% procedió de las ampliaciones de capital y las emisiones de híbridos. Telefónica explicó que la actividad se centró en financiar la compra de la brasileña GVT, reforzar la posición de liquidez, refinanciar los vencimientos de deuda y gestionar activamente el coste de la deuda, mediante la extensión de vencimientos de las líneas de crédito y la reducción de los márgenes de crédito.

Normas
Entra en EL PAÍS