Popular cerró ayer una emisión de 1.500 millones

La banca emite 6.500 millones en cédulas en lo que va de año

Un hombre frente a un logo de Banco Popular.
Un hombre frente a un logo de Banco Popular. REUTERS

La entidad que preside Ángel Ron volvió este jueves a los mercados, por primera vez en el año, con una de las fórmulas de captación de fondos que mejores resultados le dio durante el pasado ejercicio. Banco Popular emitió 1.500 millones de euros en cédulas hipotecarias a un plazo de seis años.

La colocación despertó el apetito de los inversores en una jornada marcada por las compras en el grueso de los mercados y gozó de una amplia demanda, que sumó peticiones por 2.800 millones de euros y un total de 130 órdenes de compra. Finalmente, la colocación se saldó con la un diferencial de 88 puntos básicos sobre el midswap (índice de referencia de las emisiones a largo) para terminar ofreciendo un cupón del 1%.

El desglose

Las otras emisiones de 2016:

1.000 millones en cédulas hipotecarias a cinco años de BBVA.

1.000 millones en cédulas hipotecarias a cinco años de Bankia.

1.000 millones en cédulas hipotecarias a 10 años de Banco Santander.

500 millones en cédulas hipotecarias a siete años de la filial de Deutsche.

1.500 millones en cédulas hipotecarias a siete años de CaixaBank.

Aunque la operación fue secundada por inversores locales y extranjeros, destaca el hecho de que el 77%_de las suscripciones las sellaran actores internacionales. En concreto, cabe reseñar que el 38% de las órdenes procedieron de Alemania; un 8% más vinieron firmadas desde Italia y otro tanto de los Países Nórdicos.

En cuanto a la tipología de inversor, el 34% fueron bancos centrales, el 34% gestoras de fondos y el 19% bancos, según informó el propio Banco Popular en una nota informativa. “El único respaldo para acceder a los mercados de capitales viene determinado por el conocimiento que los inversores institucionales tienen del modelo de negocio de Popular, de su capacidad de generar beneficios a medio y largo plazo y de su solvencia”, señaló la entidad.

La emisión de este jueves fue la primera que realiza la entidad en lo que va de año después de captar un total de 5.050 millones de euros en el mercado durante 2015. Entre otros movimientos, Popular vendió entonces 500 millones de euros en deuda senior –entre un 74% de inversores internacionales–, 3.000 millones en cédulas hipotecarias con tipos históricamente bajos para la entidad, así como 750 millones en capital Additional Tier 1, íntegramente, y en pocas horas, entre inversores cualificados internacionales.

La venta de cédulas hipotecarias, un activo apreciado por los inversores conservadores en épocas volátiles como la actual, está siendo muy utilizada por la banca. En lo que va de año, y contando esta emisión de Popular, el sector ha colocado ya 6.500 millones.

Solo en las dos primeras semanas del año, la banca vio una ventana de oportunidad especialmente relevante que se tradujo en la emisión de 1.000 millones de euros en cédulas a cinco años por parte de BBVA; otros 1.000 millones en cédulas al mismo plazo de Bankia; 1.000 millones más de cédulas a 10 años de Banco Santander y 500 millones en cédulas a siete años de la filial española de Deutsche Bank. Además, a principios de este mes, CaixaBank emitió 1.500 millones en cédulas a siete años.